UNIVERSIDAD INTERNACIONAL DE ANDALUCÍA

Agitadores culturales y activistas sociales en busca de mecenas

  • Cinco proyectos promovidos por agitadores culturales y activistas sociales dirigidos a cohesionar la memoria histórica, explorar nuevas formas de viajar, aplicar el diseño a materiales de descarte o a reinventar a los grandes maestros de la pintura buscan el apoyo económico a través de 'crowdfunding' bajo el paraguas de la UNIA.

Activistas sociales, agitadores culturales y emprendedores digitales de España, Reino Unido, Luxemburgo e Italia luchan, bajo el auspicio de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), por conseguir recursos de micromecenazgo con los que dar visibilidad a la memoria histórica del movimiento campesino andaluz, cohesionar la trayectoria de las organizaciones civiles y políticas de Sevilla durante la democracia a partir del material gráfico que han generado desde 1978, proponer nuevos entornos a partir del diseño con materiales reutilizados, aplicaciones para ser un viajero de la era digital o para no limitarse a contemplar a los grandes maestros de la pintura, sino adentrarse literalmente en su obra.

La filosofía del código abierto es trasversal en estas propuestas para reutilizar, crear, remezclar, reunir, digitalizar y facilitar el acceso al patrimonio cultural. Los cinco proyectos han iniciado una campaña de crowdfunding en la plataforma Goteo que se mantendrá activa hasta el 19 de julio tras ser seleccionados en una convocatoria pública por la Universidad Internacional de Andalucía dentro de su programa UNIA capital Riego, que les garantiza un euro de financiación por cada euro que consigan a través de micromecenazgo.

La institución académica cuenta con un presupuesto de 10.000 euros para este programa (2.500 euros por iniciativa) que alcanza su cuarta edición con la vocación de dar la vuelta a las políticas culturales clásicas de las administraciones públicas, puesto que antes de dar su apoyo económico e institucional a un proyecto, primero lo somete a valoración social.

Quién es quién en la cuarta edición de UNIA Capital Riego.

ARCHIVO CONTRA LA PARED: Dos diseñadores gráficos y un creador unidos por el activismo social promueven la creación de un archivo digital que reúna toda la documentación gráfica que han generado las organizaciones políticas, sociales y sindicales de Sevilla desde 1978. Pretenden reunir en un mismo lugar carteles, fichas, adhesivos, folletos y todo el material que resume el pulso de la ciudad durante la democracia.

La documentación está ahora dispersa tanto en localización como en formato. Una está digitalizada y otra no. Una se puede encontrar con más o menos facilidad en múltiples páginas de internet, pero otra todavía descansa en los archivos de las entidades que la generaron. Mucha sigue todavía en manos de particulares. En estas condiciones la accesibilidad no es fácil y el estado de conservación diverso.

El proyecto de los diseñadores gráficos Ricardo Barquín Molero y Macarena Madero, y el artista Santiago Barber consiste en crear un archivo online que opere como repositorio de acceso libre. También necesitan ponerse en contacto con diferentes colectivos y organizaciones para que faciliten el acceso a sus documentos, digitalizar todo lo que sigue en formato de papel, datarlo y ordenarlo.

Los promotores calculan que necesitan un capital mínimo de 6.000 euros para sacar adelante la iniciativa. A los tres les une el activismo social y su actividad en el colectivo Tramallol, un espacio abierto en el que coinciden profesionales interesados en buscar nuevas fórmulas de gestión económica y cultural.

Santiago Barber, que tiene en su haber la experiencia de haber coordinado el archivo de El Gran Pollo de Sevilla que reunía y resumía el movimiento social y vecinal en torno a la Alameda de Hércules, señala la necesidad de proporcionar una mirada de largo alcance de las demandas políticas y sociales de la ciudad, cohesionar la memoria colectiva y, al tiempo, ofrecer recursos a los investigadores.

EL-RECETARIO.NET: Un grupo de diseñadores industriales de Barcelona y Valencia iniciaron en 2008 un proyecto denominado Makea especializado en la creación de mobiliario y accesorios a partir de residuos y materiales descartados: viejos palés renacían como tumbonas de terraza, antiguos secadores de pelo como lámparas y un teléfono de los años 50 junto a piezas en desuso de bicicletas se transmutaba en percha.

Makea no solo pretendía ofrecer una alternativa de reutilización y diseño abierto, sino crear un movimiento que comparta el código fuente, o sea los procesos de onstrucción, las técnicas y el conocimiento que gira en torno a cada creación. Este, dicen, es su “patrimonio inmaterial”.

Con la colaboración de toda la comunidad que ha cristalizado en torno a esta iniciativa han reunido 450 recetasproporcionadas por 680 miembros que explican cada paso que hay que dar, cada herramienta que se necesita y cómo llevar a cabo cada transformación

El grupo compuesto en la actualidad por los diseñadores industriales y arquitectos Francesco Intrieri, Alberto Flores, Mireia Juan, Ana Pérez, Luis García y Ariadna Rubio aspira a dar un paso más y dar rienda suelta a El-Recetario.net, el repositorio online en el que están reunidas las instrucciones para construir cada uno de los artículos.

Mireia Juan afirma que aspiran a conseguir un mínimo de 4.500 euros, aunque con el objetivo de alcanzar los 8.000 que son el capital óptimo para mejorar la visibilidad de los contenidos del recetario, reorganizarlo, introducir criterios de evaluación de calidad y facilitar la interacción con los usuarios. También pretenden que la plataforma genere un modelo económico sostenible y opere como una red social que favorezca la cooperación entre diseñadores, productores y ciudadanía, sin dejar atrás el papel que tiene como herramienta de aprendizaje y de referencia en el ámbito del diseño abierto y la reutilización. Finalmente, quieren que la web sea multilingüe para que no se circunscriba únicamente a la comunidad hispanohablante.

ARCHIVO DE ESTUDIOS CAMPESINOS: Javier García, Néstor Salvador y Curro Moreno, historiadores del grupo de estudios Juan Díaz del Moral y vinculados al Instituto de Sociología y Estudios Campesinos, proyectan la creación de un archivo de estudios campesinos que congregue documentos y testimonios orales explicativos de los movimientos agrarios andaluces.

Parten del convecimiento de que es necesario recuperar esa memoria histórica como parte del “patrimonio social y democrático” andaluz, según indica por correo electrónico Javier García. “Andalucía es una tierra de tradición agraria y campesina y los movimientos sociales agrarios han sido un sujeto fundamental para la democratización del mundo rural, en la lucha por una vida digna, una relación equilibrada con la naturaleza y un modelo sostenible basado en el reparto equitativo del trabajo y en la puesta en común de bienes naturales como la tierra y el agua”.

El archivo surge a partir del trabajo realizado durante las últimas décadas por el Instituto de Sociología y Estudios Campesinos, que dirige en la Universidad de Córdoba el catedrático Eduardo Sevilla, en torno al movimiento y las luchas campesinas. Ahí se ha reunido un fondo documental sobre los movimientos sociales y sindicales significativo que ahora pretenden reunificar y sumarle aportaciones de otros movimientos sociales, sindicales y políticos y crear también una versión digital de acceso libre.

La principal novedad que incluye el proyecto es reunir un archivo oral de testimonios de las luchas campesinas. “La naturaleza rural y agraria del movimiento hace que el principal medio de transmisión de los saberes sea la oralidad. Nuestra obligación como historiadores es rescatar esa memoria para incluirla en los estudios y en el discurso general de las investigaciones sociales en Andalucía”.

El presupuesto mínimo que necesitan son 4.800 euros, cantidad que no incluye iniciativas adicionales como la organización de unas jornadas de estudios campesinos para fomentar el debate y la reflexión y la edición de una revista académica que también proyectan.

EUROPEANA BEACON: ¿Qué le parece visitar una ciudad y que su teléfono le chive cuál es ese rincón a la vuelta de la esquina que nadie conoce y que no debería perderse? Esta es solo la utilidad más básica que contempla el proyecto Europeana Beacon, una herramienta para móviles que aplica la tecnología de posicionamiento en interiores (ibeacon) con Europeana, un archivo con millones de recursos digitales de archivos, museos, bibliotecas y colecciones audiovisuales creado por 2.200 instituciones bajo el auspicio de la Comisión Europea.

El potencial de las dos herramientas combinadas es el que hace posible que el móvil opere como guía de viajes, revele tesoros ocultos generalmente solo al alcance de los vecinos más avispados, explique qué es lo que está viendo el viajero u organice recorridos, junto a utilidades más sofisticadas como juegos de búsqueda del tesoro, divulgación la oferta turística o gestión de recursos culturales porque, por ejemplo, proporciona a los responsables de los museos información en tiempo real sobre sus visitantes.

Europeana Beacon es uno de los dos proyectos internacionales que forman parte de la campaña de microfinanciación auspiciada por la UNIA. Lo promueven Simone Figliè, Luca Finocchiaro, Andrea Fastame y Ephraim Pepe, amigos “desde hace más de 30 años” a los que les une la “pasión por la informática, las nuevas tecnologías y los viajes”, según explica por correo electrónico Simone Figliè. Hace apenas un año dieron un paso adelante y crearon en Livorno (Italia) su propio proyecto empresarial, la starup Oimmei que en este tiempo ha desarrollado aplicaciones para iOS y Android, la última de ellas también orientada hacia los viajes y el turismo.

El capital mínimo que necesitan para sacar adelante Europeana Beacon asciende a 8.000 euros. Con ese presupuesto podrían lanzar la aplicación básica en iOS para los teléfonos de Apple, junto a la web de soporte. El capital óptimo, sin embargo, se dispara hasta los 38.000 euros, capital que les permitiría completar el desarrollo de la app junto a los tour guiados, juegos de búsqueda del tesoro, concursos interactivos o la versión para los móviles que funcionan con el sistema operativo de Android.

VANGOYOURSELF:Europeana es también el soporte del proyecto Vangoyourself, una plataforma digital que invita a reinventar a los grandes clásicos reutilizando sus obras maestras para recrear imágenes inyectándoles aires actuales ydirigidas a las redes sociales. Los responsables de Vangoyouself sugieren que si el usuario está cansado de admirar arte puede intentar meterse dentro. Ofrece escenas clásicas de grandes maestros de la pintura para personalizarlos eligiendo diferentes grados de dificultad y hasta ofreciendo la opción de hacerse un selfie.

www.saberuniversidad.es ha tratado sin éxito de localizar a sus responsables del proyecto. La web de Vangoyourself, no obstante indica que se trata de un grupo de amantes de los museos, la pintura y la diversión vinculados a Culture24, de Reino Unido, y Plurio.net, de Luxemburgo, entidades independientes y sin ánimo de lucro 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios