UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA

La Cátedra Unesco de Resolución de Conflictos aspira a elevar Córdoba a capital del diálogo

  • El director de la Cátedra, Manuel Torres, subraya que durante la década de existencia ha sido un foro de análisis y encuentro sobre algunas de las cuestiones más espinosas que enfrentan países y sociedades, y ha puesto en marcha un máster interuniversitario sobre Cultura de la Paz.

Hace ahora diez años nació en el seno de la Universidad de Córdoba (UCO) la Cátedra Unesco de Resolución de Conflictos. Una iniciativa auspiciada por el exministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el entonces rector de la Universidad de Córdoba y actual rector de la UNIA, Eugenio Domínguez. La idea surgió, según cuenta el actual director de la cátedra, Manuel Torres, “por la necesidad de que Córdoba se convirtiese en una capital para el diálogo, el encuentro, la cultura de paz y la resolución pacífica de conflictos, haciendo memoria de su historia como lugar de encuentro intercultural”.

Torres, que también es vicerrector de Estudiantes y Comunicación de la UNIA, explica que con la puesta en marcha de la cátedra se intenta crear “un foro de formación e investigación destinado especialmente a los ámbitos académicos, profesionales y sociales para el análisis de las situaciones de conflicto que puedan surgir”. Detalla que en este espacio creado en el seno de la Universidad de Córdoba se pueden encontrar “elementos de reflexión, investigación, formación, debate y difusión a profesionales vinculados con labores diplomáticas, fuerzas de seguridad, empresas e instituciones con programas relacionados con el progreso de países en vía de desarrollo, organizaciones no gubernamentales, juristas, expertos en áreas medioambientales y humanitarias, etc, sin olvidar a políticos, sociólogos, psicólogos y pedagogos”.

Para ello, a lo largo de estos diez primeros años de vida se han organizado jornadas, encuentros, seminarios, congresos, conferencias y mesas redondas con especialistas procedentes de muy diversas instituciones y países en el ámbito de actuación de la cátedra y, sobre todo en el fomento de la cultura de paz y la resolución pacífica de conflictos. Para Torres, uno de los hitos más destacados en todo este tiempo fueron la organización del Encuentro Nacional de Cátedras Unesco en 2009, la reunión de la oposición siria en Córdoba en enero de 2014, la intervención en seminarios de posconflictos en Colombia y el congreso sobre Córdoba ciudad de encuentro y diálogo ya en abril de 2016. 

Además de la organización de este tipo de eventos, la cátedra también ha puesto en marcha el máster interuniversitario en Cultura de paz, conflictos, educación y derechos humanos que se inició en el año 2010 y que imparten las universidades de Cádiz, Córdoba, Granada y Málaga. Además, se incorporado al grado de Derecho la asignatura Conflictos: historia y presente y sus técnicas de resolución.

Pasada esta década, toca ahora tomar perspectiva y pensar en el futuro que, según Torres, “viene por la consolidación” de la cátedra. Además de contar con el apoyo de la Universidad de Córdoba y de la Junta de Andalucía, el responsable de la Cátedra Unesco de Resolución de Conflictos reconoce que les gustaría contar con el apoyo de otras instituciones públicas y privadas.

Uno de los proyectos más cercanos es el de “convertir a Córdoba en ciudad de encuentro y diálogo”, anota. Torres se refiere al congreso Córdoba, ciudad de encuentro y diálogo, que, entre los días 11 y 17 de abril, cuenta con personalidades internacionales del perfil del politólogo Sami Naïr; el exministro de Exteriores israelí Shlomo Ben Ami; el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero; el especialista en interculturalidad Ramin Jahanbegloo; el arabista Pedro Martínez Montávez; el catedrático de Filosofía del Derecho Javier de Lucas; el dirigente palestino Mohamed Shtayeh o la feminista egipcia Nawal El Saadawi, entre otros. No obstante, Torres también aspira a que esta cátedra contribuya a convertir cada año Córdoba “en un espacio de pensamiento y paz de esas características en la ciudad que mejor ha representado en el pasado los valores de encuentro, interculturalidad y paz”. Además, otro de sus retos es “desarrollar las líneas de investigación para crecer en publicaciones especializadas sobre las temáticas de nuestra cátedra, incrementado el número de tesis y de proyectos de investigación”, señala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios