Universidad de córdoba

Juego de equilibrios entre juventud y veteranía en el Rectorado

  • El nuevo rector de Córdoba incorpora caras nuevas a un equipo que también recupera a figuras con trayectoria en la gestión universitaria para áreas clave como el Vicerrectorado de Coordinación.

José Carlos Gómez Villamandos es ya el nuevo rector de la Universidad de Córdoba (UCO). Tras su toma de posesión, el catedrático de Anatomía y Anatomía Patológica Comparadas abre una nueva fase al frente del Rectorado tras la etapa de José Manuel Roldán Nogueras, el séptimo rector en la historia de la institución universitaria cordobesa.

La principal apuesta de Gómez Villamandos es la mezcla de la juventud y la veteranía en su equipo de gobierno. Aunque el equipo parte con una estructura bastante similar a la de otros grupos de gobierno, también incorpora novedades. Doctores y catedráticos Córdoba que ya han asumido cargos internos en sus centros o departamentos son los que están ya al frente de los nuevos vicerrectorados. Alguno de ellos  han formado parte del equipo de gobierno de Roldán Nogueras. El ejemplo más claro es el de Antonio Cubero, quien fuera responsable del Vicerrectorado de Infraestructuras y Campus de la UCO y también gerente de la institución académica, puesto del que dimitió en diciembre de 2013 por diferencias de gestión con el entonces rector. Antonio Cubero pasa ahora a asumir el Vicerrectorado de Coordinación Institucional e Infraestructuras, incluidos los servicios del área de informática. Entre sus cometidos también figura la coordinación del equipo rectoral.

Rosario Mérida también asumió diferentes responsabilidades con Roldán Nogueras. Fue directora de Espacio Europeo de Educación Superior y directora de Igualdad e Innovación Docente. Ahora es la vicerrectora de Vida Universitaria y Responsabilidad Social, una de los nuevas áreas creadas por Gómez Villamandos. Según establece el programa de gobierno del nuevo rector, éste área contempla el desarrollo de un plan de previsión de cobertura de bajas por maternidad en el personal docente investigador, similar al ya existente en el personal de administración y servicios, además de poner en marcha el Centro de Atención Infantil en el Campus de Rabanales y estudiar la implantación de ludotecas en los otros campus.

La juventud del equipo rectoral de la Universidad de Córdoba llega con Alfonso Zamorano (1975), titular del Vicerrectorado de Estudiantes, y de Nuria Magaldi (1976), responsable del área de Relaciones

Internacionales. Sin duda, dos vicerrectorados de gran carga para ambos. Zamorano se pone al frente de un colectivo integrado por más de 15.000 personas, mientras que Magaldi, por su parte, asume la gestión de un área emergente en la que la anterior vicerrectora, Carmen Galán, abrió camino en países como Corea del Sur o Vietnam.

Lorenzo Salas es el elegido para comandar el Vicerrectorado de Planificación académica y Calidad, una cuestión muy solicitada en los últimos cursos por los alumnos de Córdoba. Salas es otro de los veteranos en la gestión de la UCO que se ha sumado al proyecto del que ya es el octavo rector de la institución académica. A Carmen Pueyo, una de las científicas de Universidad, le ha tocado trabajar al frente del Vicerrectorado de Investigación, uno de los puntales de la Universidad de Córdoba, que debe seguir progresando y cosechando éxitos, a tenor de los últimos rankigs, en los que la institución cordobesa ha quedado como la más productiva de Andalucía.

La labor a la que se enfrenta Enrique Quesada también es importante, puesto que Gómez Villamandos le ha encomendado el Vicerrectorado de Innovación, Transferencia y Campus de Excelencia. Quesada trabajará en mejorar la transmisión de los conocimientos generados en el seno universitario a la sociedad en general y a las empresas, algo muy demandado por ambas y que puede otorgar a ambas, si se lleva bien la gestión, grandes beneficios. Otra de sus tareas será la de continuar con los éxitos y trabajos que, por el momento, está generando el campus de excelencia agroalimentario CEIA3. A Isaac Túnez, por su parte, le ha tocado otro gran vicerrectorado como es el de Personal. Él tendrá que hacer frente, por ejemplo, a la próxima jubilación de profesores y catedráticos y las dificultades para reemplazarlos a consecuecia de la tasa de reposición impuesta por el Gobierno central.

Julieta Mérida, por su parte, gestionará la oferta de másteres desde el Vicerrectorado de Posgrado y FormaciónContinua, el mismo en el que ha estado en los últimos años Gómez Villamandos. A todos ellos se suma la secretaria general de la UCO, Carmen Balbuena, actual secretaria académica de la Facultad de Filosofía y Letras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios