Luz verde a la Agencia de Investigación con retraso y en precampaña

  • El Consejo de Ministros aprueba la entidad que se debe ocupar de la gestión de los fondos de I+D un mes después de disolverse las Cortes con la previsión de que la ponga en marcha el próximo Ejecutivo.

Un mes después de disolver las Cortes y convocar elecciones generales, el Consejo de Ministros ha aprobado la creación de la Agencia Estatal de Investigación, una vieja reivindicación científica ya contemplada en la Ley de Ciencia de 2011 y que debería haber estado en marcha en 2012.

La Agencia se encargará de la financiación, evaluación y asignación de fondos para la I+D. También se ocupará de hacer seguimiento de las actuaciones financiadas con el objetivo final de que se puedan medir sus resultados y el impacto que generan.

Se crea a coste cero con los recursos humanos y materiales de la Secretaría de Estado de I+D+I y su puesta en marcha será en 2016, según informó el Gobierno al término del Consejo de Ministros celebrado el 27 de noviembre. El Ejecutivo pretende que en un plazo no superior a 60 días se constituya el consejo rector de la Agencia que, a su vez, deberá nombrar como director, único responsable ejecutivo, a un investigador o tecnólogo con experiencia en la gestión de la I+D. Mientras, esta función la asumirá la directora general de Investigación, Carmen Vela. La elección se realizará a partir de una terna que propondrá el Gobierno. En cualquier caso, estos plazos indican que la puesta en marcha de la entidad deberá asumirla el próximo ejecutivo.

La Agencia contará con 300 empleados que gestionarán las ayudas de la Secretaría de Estado de I+D+I. También tendrá capacidad para gestionar el presupuesto de I+D de otros ministerios y fondos privados. Actuará en coordinación con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), el otro gran agente financiador de la I+D+I, en su caso destinado especialmente al mundo empresarial.

La Agencia Estatal de Investigación busca dotar de mayor estabilidad a las ayudas públicas mediante a la planificación plurianual de sus recursos, pudiendo fijar objetivos a medio plazo y haciendo posible que las convocatorias de proyectos o de recursos humanos cuenten con la necesaria previsibilidad en los plazos y en la financiación. “Dispondrá además de un sistema de evaluación independiente basado en criterios científicos y técnicos para asegurar la promoción de la calidad y la excelencia”, según la información proporcionada al término del Consejo de Ministros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios