Matrícula y cero ingresos familiares, requisitos mínimos para la beca máxima

  • Ningún becario consigue las ayudas de 6.000 euros que se concedieron en el curso 2012/2013 · Diferencias en las cuantías entre estudiantes de perfil similar.

Solo los estudiantes con matrícula de honor en el expediente académico y cero ingresos familiares han podido durante el último curso obtener las becas más cuantiosas del Ministerio de Educación y, aún así, el importe ha sido significativamente inferior al curso precedente.

El régimen de ayudas al estudio que imperaba hasta el curso 2012/2013 contemplaba una beca máxima de 6.000 euros para aquellos estudiantes de rentas muy bajas obligados a abandonar el domicilio familiar para seguir los estudios. El Ministerio de Educación cambió el sistema el curso pasado. Formalmente el objetivo era introducir elementos que permitieran valorar también los resultados académicos, no recortar el importe de las ayudas.

La reforma de las becas incorporó una parte fija (con un tope de 3.000 euros para alumnos con ingresos familiares muy bajos que viven fuera de la residencia familiar) y otra variable que depende tanto del expediente académico personal como de la nota media de los becarios de cada área de conocimiento. El Ministerio no había dado a conocer las cuantías a las que ascendía la parte variable hasta que ahora, cuando ya con el curso rematado y las becas pagadas, ha colgado en su página web un simulador para calcular los importes.

De esa forma es posible averiguar que ningún estudiante andaluz ha recibido becas por importe de 6.000 euros en el último curso porque en ningún caso la parte variable de las ayudas al estudio ha alcanzado los 3.000 euros. El importe variable máximo se ha situado en 2.615 euros en el caso de las carreras técnicas, a 2.516 euros para las de ciencias, 2.495 en el caso de las titulaciones de ciencias de la salud y 2.446 euros en las carreras de humanidades. Si se suman la parte fija y variable las cantidades máximas a las que se podían optar oscilaban entre las 5.615 euros y los 5.446.

Sin embargo las condiciones para conseguir estas sumas son de tal calibre que nadie o prácticamente nadie las puede acreditar. Para obtener esos importes es imprescindible tener matrícula de honor en el expediente académico y cero ingresos en la familia.

Estos requisitos son férreos. No entienden de márgenes. Por ejemplo: una familia cuyo único ingreso en el ejercicio haya sido la ayuda de 400 euros durante seis meses que reciben los desempleados que pierden las prestaciones ya no cumpliría las condiciones para acceder al tope de la beca, aún cuando el estudiante tuviera matrícula de honor en el expediente. La cuantía de la ayuda retrocede en este caso por encima de los 100 euros en el caso de familias con cuatro miembros.

A medida que la renta familiar avanza aunque sea por debajo de la línea del salario mínimo interprofesional, la beca se desboca hacia abajo. Otro ejemplo: un estudiante de Telecomunicaciones, perteneciente a una familia de cuatro miembros con ingresos anuales brutos de 10.000 euros y matrícula de honor en el expediente recibe una ayuda 482 euros inferior.

Tampoco es posible acceder a la ayuda máxima si la nota media es nueve en lugar de 10. En ese caso, el estudiante recibe en torno a 350 euros menos. En el caso de que la nota media descienda a notable el importe de las ayudas se reduce en torno a 700 euros, con ligeras variaciones dependiendo de la titulación.

Si, además, con un siete en el expediente la familia (cuatro miembros) del estudiante ingresa al año 10.000 euros brutos el importe total de la beca se reduce alrededor de 1.000 euros.

Las ayudas al estudio también cambiaron en el mismo sentido para los estudiantes de bachillerato y ciclos formativos. En este caso, los importes máximos a los que han podido aspirar los estudiantes, frente a los 6.000 euros del año pasado, se han quedado en 4.194 euros para aquellos cuyos ingresos familiares eran cero, la nota media sea matrícula de honor y, además, debían residir fuera del domicilio parental durante el curso.

El importe máximo de la parte variable se ha situado en 1.459 euros. La cuantía variable baja a 1.319 euros cuando la nota media es nueve y, si la familia tiene, por ejemplo, unos ingresos de 5.000 euros el importe de la ayuda variable queda en 1.081 euros con una media de nueve y en 1.194 con una media de 10. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios