Nobel en las puertas de Baeza

  • El neurocientífico Thomas C. Südhof conoció que recibiría el premio cuando llegaba al Campus Antonio Machado de la UNIA para participar en un encuentro sobre biología celular

El neurocientífico alemán Thomas C. Südhof llegaba a Baeza el pasado 7 de octubre cuando el Instituto Karolinska de Estocolmo le comunicó que recibiría el Premio Nobel de Medicina, junto a los estadounidenses James E. Rothman y Randy W.Schekman por sus descubrimientos de la maquinaria molecular que regula el tráfico vesicular, un sistema de transporte fundamental en nuestras células. Participaba esa tarde en una reunión científica sobre el trafico de membranas en la sinapsis y la biología celular de la plasticidad sináptica organizada por la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

“Ha sido una de las noticias más felices que he recibido en mi vida”, reconocía el investigador alemán. “Tiene un gran valor haber recibido este premio en reconocimiento al trabajo que hago, en lo personal, pero también como un enorme reconocimiento a este campo científico y a las personas para comprender cómo las neuronas se comunican unas con otras. Es por tanto un reconocimiento para todos aquellos que trabajan para comprender cómo es el cerebro humano”, subrayó.

Südhof, que trabaja en la Universidad de Stanford (Estados Unidos) descubrió cómo las señales ordenan a las vesículas emitir su carga con precisión, mientras que Schekman (Universidad de California en Berkeley) puso al descubierto un conjunto de genes necesarios para el tráfico vesicular y Rothman (Universidad de Yale) desveló la maquinaria de proteínas que permite que las vesículas se unan a sus dianas para permitir la transferencia de esa carga. Cuando este sistema falla da lugar a enfermedades neurológicas e inmunológicas.

El rector de la UNIA, Eugenio Domínguez, que mantuvo una conversación telefónica con el nuevo Nobel para felicitarle por este reconocimiento, subrayó también “el honor” que supone para la institución universitaria “contar con la presencia de Südhof”. El encuentro científico del 7 de octubre era el segundo que contaba con el neurocientífico alemán que ya en 2005 acudió a otro workshop sobre biomedicina. En esta ocasión se trataba de un workshop organizado en la Universidad Internacional de Andalucía por José A. Esteban (Centro de Biología Molecular Severo Ochoa), Juan Lerma (Instituto de Neurociencias de Alicante) y Thomas L. Schwarz, del Centro de Neurobiología FIM Kirbi (Hospital Infantil de Boston y Escuela Médica de Harvard).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios