Revolución 'ómica' con acento andaluz

  • La búsqueda de herramientas para manejar millones de datos genómicos la coordina en Europa el malagueño Oswaldo Trelles con la colaboración de científicos alemanes y austriacos

El profesor de Informática de la Universidad de Málaga Oswaldo Trelles está al frente de un equipo que integra a grupos de investigación de España, Alemania y Austria para desarrollar herramientas que permitan el manejo de grandes cantidades de datos biológicos y biomédicos.

Este proyecto, financiado con 2,6 millones de euros por la Unión Europea, persigue crear nuevos instrumentos de súper computación y métodos de análisis que permitan trabajar con todos los datos del genoma y realizar genómica comparativa. Las herramientas disponibles en la actualidad fueron diseñadas para trabajar con la información de un único gen, de modo que ahora se quedan cortas para gestionar los millones de datos que proporciona el genoma. Además, los modelos estadísticos anteriores tampoco encajan en las nuevas necesidades que plantea la denominada revolución ómica.

La tremenda velocidad con la que se han producido los cambios en este sector tan reciente se aprecia si se tiene en cuenta que apenas si ha transcurrido una década desde que se logró la primera secuencia completa del genoma humano. Aquel trabajo consumió 13 años de investigaciones y un presupuesto de 3.000 millones de dólares. Ahora secuenciar un genoma se puede hacer por 1.000 dólares y en apenas unas horas.

La iniciativa que dirige la Universidad de Málaga, denominada Mr. Symbiotmath, involucra al equipo de Oswaldo Trelles junto a expertos del Hospital Carlos Haya, de la universidad Johannes Kepler y del Research Institute in Symbiotic de Austria, del Leibniz-Rechenzentrum de Alemania y de la empresa Intergromics, con sede en el Parque de la Salud de Granada.

El trabajo, iniciado en 2013, está previsto que se desarrolle a lo largo de cuatro años y comprenderá junto a la búsqueda de nuevas herramientas en genómica, descubrir la relación que existe entre los genes y las alergias, de forma que se pueda prevenir la reacción de cada individuo ante un tratamiento concreto. El planteamiento del equipo es comprobar si existe relación entre las variaciones genéticas de los pacientes y su respuesta a los tratamientos. 

El proyecto cuenta con el apoyo de las denominadas Acciones Marie Curie, iniciativa dirigida a fomentar el desarrollo de carreras investigadoras de alto nivel. De hecho parte del presupuesto se destinará a proover el intercambio científico entre los grupos de investigación que forman parte del consorcio. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios