Treinta entidades de España, Argelia y Marruecos buscan soluciones al deterioro del mar de Alborán

  • La sobreexplotación de los caladeros y el cambio climático se suman a otros fenómenos de alto impacto como la urbanización excesiva del litoral, los vertidos incontrolados y el turismo de masas.

El mar de Alborán, que baña la mayor parte de la costa almeriense, la granadina y la malagueña (guarda 8.239 hectáreas de posidonia -como la que se aprecia en la foto superior- y la diversidad marina más grande de Europa), se encuentra en un estado de evolución regresiva que podría ser desastroso para su función en las próximas generaciones . Los expertos calculan que los daños podrían comenzar a notarse en torno a dentro de 20 años. Hay dos motivos de preocupación: la sobreexplotación de sus caladeros y el cambio climático. Si bien este último factor es una tendencia mundial, en el mar de Alborán preocupa porque sus efectos están incidiendo directamente en la salinidad de la columna de agua, así como en los ciclos biogeoquímicos y podrían afectar también al nivel del mar. Además de estos factores, a lo largo de toda la costa del ámbito del Mar de Alborán -desde el Estrecho de Gibraltar hasta Almería-, hay otras actividades de impacto a negativa como los vertidos incontrolados, la urbanización excesiva del litoral o el turismo de masas.

Atendiendo a la costa de Almería, según el informe realizado por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, la carga total de nitrógeno que llega al agua es de entre 2.000 y 3.500 kilogramos por kilómetro cuadrado al año. Además, la carga de vertidos urbanos de carbono orgánico está entre 76 toneladas al año en unos puntos, pero en las 1.000 en otros. En cuanto al tipo de basura encontrada en el mar , su superficie está bañada en un 90% por plásticos; un 70% por cerámica, vidrio o madera; un 54% para el carbón y el alquitrán; un 51% en metal; un 38% en textil, y los derivados de la actividad pesquera afecta a un 29% de este mar . En Almería, el carbón, petróleo, el textil, el metal y los residuos generados por la actividad agrícola son los más numerosos.

Para ponerle solución a este y otros problemas que se están generando en el Mar de Alborán, Almería ha acogido el III Encuentro Internacional sobre Conservación y Desarrollo Sostenible en el Mar de Alborán en el que participan expertos de la administración, de organizaciones medioambientales y de la sociedad civil de Marruecos, Argelia y España, que ha de servir para definir la fórmula óptima para gestionar este territorio, de forma totalmente sostenible, desde el punto de vista ambiental, social y económico, para poder optar con ello a los programas de desarrollo previstos por los fondos de cooperación de la Unión Europea, en el marco 2014-2020, mejorando así sus posibilidades y la calidad de su ecosistema.

Organizado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, en colaboración con el Centro de Cooperación del Mediterráneo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en el marco del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Fronteras Exteriores (Poctefex-Alborán), cuenta con más de una treintena de participantes de ambas orillas del Mediterráneo que analizarán los antecedentes de anteriores conferencias realizadas en Málaga y Oujda (Marruecos) para poner las bases de futuros proyectos en el área de Alborán.

El evento contó con la presencia de la secretaria general de Gestión Integral del Medio Ambiente y Agua de la Junta, Carmen Lloret, que destacó la necesidad de aprender en nuevas formas de cooperación. "Este proyecto es un laboratorio de ese necesario modelo de cooperación global", afirmó. Prevén crear un partenariado para un desarrollo sostenible entre Marruecos, Argelia y España Rafael González Una treintena de participantes de Marruecos, Argelia y España, en el encuentro que analiza el Mar de Alborán.

La delegada territorial de Economía, Adriana Valverde, destacó que la Junta ya está inspeccionando el 100% de las denuncias que recibe sobre actividades ilegales de extracción de áridos, pues han mejorado los recursos de la Administración para este fin, ordenando la paralización de los trabajos cuando es necesario, en colaboración con el Seprona y la Policía Autonómica. Valverde subrayó la "estrecha y continua colaboración con las empresas del sector para atajar este problem que perjudica a los empresarios que sí cumplen la normativa, al sufrir competencia desleal, y a nuestro medio ambiente, ya que no se garantiza la con-servación del entorno". En la actualidad existen en la provincia de Almería 59 canteras de áridos activas con una producción estimada para 2013 de 3,5

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios