INICIO DE CURSO 2016 / 2017

La Universidad de Granada apuesta por la investigación de excelencia

  • La UGR, con más de 60.000 estudiantes, prevé debatir durante los próximos meses sobre la idoneidad del cambio de calendario académico. Este mes comienzan a funcionar los primeros servicios del futuro centro de estudiantes.

Un grupo de estudiantes de la UGR. Un grupo de estudiantes de la UGR.

Un grupo de estudiantes de la UGR.

 Un grupo de estudiantes de la UGR.

La Universidad de Granada ha comenzado el curso académico con una cifra cercana a los 60.000 estudiantes de grados, lo que supone una ligera disminución respecto al año pasado debido al efecto de extinción de las antiguas licenciaturas. Mientras, en el caso de alumnas y alumnos de posgrado el colectivo ha pasado de 7.000 a 8.000, de los que la mitad proceden de otras univerisdades y, de ellos, un 25 por ciento del extranjero. "Para nosotros son cifras muy importantes porque denotan el prestigio de la UGR, de que muchas personas quieran terminar aquí sus estudios", subrayó Pedro Mercado, secretario general de la institución granadina. A ello hay que sumar la internacionalización de alumnos: Granada sigue siendo la primera universidad en destino del programa Erasmus. A la UGR llegarán este curso 1.700 estudiantes de todo el mundo.

Como apuntó la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, en su discurso de inauguración del curso, el equipo de gobierno quiere apostar por el posgrado como seña de identidad diferencial de la UGR. Así, además de consolidar la oferta de estudios en cuanto a grados y potenciar los dobles grados, la institución quiere promover también el caso de los dobles máster. "Estamos promoviendo que se pueda compatibilizar la realización de varios Máster oficiales al mismo tiempo de tal manera que en dos años los estudiantes puedan tener una doble titulación", aseguró Mercado.

La Universidad de Granada ha comenzado este año debate sobre el cambio de calendario académico, como ya hicieron Jaén y Córdoba. El objetivo es que sea la propia comunidad universitaria la que tenga la oportunidad de pronunciarse y decir qué ventajas o desventajas tiene el hecho de adelantar los exámenes de septiembre a julio. Así, en cada centro se ha realizado una reunión informativa y, a lo largo del curso, cada facultad remitirá al equipo de gobierno un documento en el que aportará sus observaciones respecto a cada titulación. "Y con toda esa información, el Consejo de Gobierno tomará una decisión en el mes de marzo", añadió Mercado. Otra de las líneas de trabajo para el curso 2016/2017 es la mejora de la calidad docente y de su reconocimiento, como apuntó la propia rectora, Pilar Aranda, durante el discurso de apertura de curso a finales del pasado mes de septiembre.

Investigación

Otra de las cuestiones básicas para el equipo de gobierno de la UGR es "defender un nuevo modelo de financiación más realista, equitativo y que reconozca resultados", según apuntó Pedro Mercado. "Para nosotros ha sido muy importante de ser la segunda de España y primera de Andalucía en resultados de investigación y, en ese sentido, nos gustaría un nuevo modelo porque el actual nos tiene un poco asfixiados. Y de esta manera se reconocerían sus esfuerzos y singularidad", añadió el secretario general de la Universidad de Granada. De hecho, la investigación es otro de los pilares importantes sobre los que la institución académica granadina quiere seguir creciendo.

La propia rectora, Pilar Aranda, lo apuntó en una entrevista en Granada hoy: "Como servicio público no debemos de olvidar la docencia, pero para dar formación adecuada tenemos que tener una investigación puntera", aseguraba en el diario granadino. Para ello, la intención es potenciar la retención y captación de talentos. Algo que pretenden realizar con el programa de ayudas de la Junta de Andalucía pero también con programas propios como UGR-Fellows, que trata de captar estudiantes con tesis doctorales del resto de España con gran capacidad investigadora y líneas de excelencia.

En este sentido, la Universidad de Granada está apostando también por la creación de unidades científicas de excelencia. "La idea es ver nuestras fortalezas en grupos de investigación y crear unidades para concursar a convocatorias de excelencia, como la María de Maetzu, que conllevan gran financiación", apuntó Mercado. "Se trata de unir lo bueno que tenemos, potenciarlo, crear redes y desarrollar las condiciones para poder concursar a proyectos de excelencia más altos", subrayó. "Una política de investigación que será acompañada por la aprobación en este curso del nuevo Plan Estratégico de Transferencia de conocimiento, que sentará las bases de una nueva y fructífera relación entre nuestra capacidad de generación de conocimiento y las necesidades del tejido empresarial", según dijo Pilar Aranda en su discurso de inauguración del nuevo curso.

Infraestructuras

En cuanto a las infraestructuras, Pilar Arandá destacó la filosofía de "ladrillo cero" y la apuesta por la utilización de edificios ya existentes. Así, el primer paso se ha dado con el futuro centro de estudiantes de la UGR, que ocupará la antigua Facultad de Medicina. Un espacio que la universidad quiere convertir en el gran referente para el alumnado a todos los niveles: administrativo, becas, cultura, movilidad, prácticas... Este la mudanza se irá haciendo paulatinamente "y en la medida de las posibilidades presupuestarias", según añadió Pedro Mercado, que afirmó que en unos tres años el centro de estudiantes será una realidad. Aunque antes, en este mismo mes de octubre, se pondrán en marcha ya los primeros servicios, como el centro de emprendimiento, "una de las cuestiones importantes". Además, también entre 2016 y 2017 es va a ir acondicionando la Escuela Internacional de Posgrado, que dará servicios a todos los participantes en posgrados y Máster. "Hemos crecido mucho en ese campo y es importante dar un buen servicio", apuntó el secretario general de la UGR.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios