ACTUALIDAD EN MÁLAGA

La Universidad de Málaga capta 2,5 millones para su nodo de supercomputación

  • Esta inversión convierte el nodo de supercomputación, denominado Picasso, en el tercero del país, solo superado por los existentes en Madrid y Barcelona.

  • Los bioinformáticos son los principales usuarios de esta herramienta, que procesa 5.000 gigabytes por segundo

El catedrático Emilio López Zapata (dcha.) con Rafael Larrosa, miembro del equipo que mantiene la infraestructura de supercomputación. El catedrático Emilio López Zapata (dcha.) con Rafael Larrosa, miembro del equipo que mantiene la infraestructura de supercomputación.

El catedrático Emilio López Zapata (dcha.) con Rafael Larrosa, miembro del equipo que mantiene la infraestructura de supercomputación. / Archivo (Málaga)

La Universidad de Málaga (UMA) ha captado 2,5 millones de euros procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) para elevar en torno a un 40% la capacidad de almacenamiento y cálculo de su Servicio de Supercomputación y Bioinformática (SCBI). Este servicio forma parte de la red nacional de supercomputación y atiende no solo a 76 grupos científicos de la UMA, sino también a otro centenar de investigadores andaluces y 120 procedentes de otras universidades españolas y europeas. Esta inversión convierte el nodo de supercomputación, denominado Picasso, en el tercero del país, solo superado por los existentes en Madrid y Barcelona.

Picasso tiene en la actualidad operativos 4.016 procesadores (cores), después de que se le hayan instalado 2.688 nuevos gracias a 1,5 millones de financiación Feder obtenidos a través de los fondos Feder que gestiona el Ministerio de Economía destinados a grandes infraestructuras de computación. Además, antes de que concluya el año está previsto invertir otro millón en ampliar la memoria RAM hasta alcanzar los 24.000 gigas y para que la capacidad de almacenamiento en disco se sitúe los 2.500 millones de gigas (2,5 petabytes). En este caso, los recursos son también Feder, pero se han obtenido a través de los fondos que gestiona la Junta de Andalucía.

Emilio López Zapata, director del SCBI y catedrático de arquitectura de computadores de la Universidad de Málaga, subraya que esta infraestructura de computación de altas prestaciones se dirige a dos perfiles de público. Por un lado, el comité científico de la Red Española de Supercomputación recibe solicitudes de investigadores y los asigna a los diferentes nodos de la red, siempre y cuando necesiten cuando menos un millón de horas de cálculo. La segunda vía es la de los grupos científicos de Málaga y el resto de Andalucía cuyas peticiones asigna directamente el centro.

López Zapata subraya que el Picasso ha alcanzado esta capacidad gracias a la “apuesta en el tiempo” y la “determinación de la Universidad de Málaga” desplegada desde que en 2006 se puso en marcha el centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios