Uptodown: líder mundial en descargas

  • Luis Hernández y José Domínguez estudiaban Informática cuando crearon esta empresa que cerró 2015 con 80 millones de usuarios al mes y 1,2 billones en descargas. Solo les supera Google · Poner en marcha el proyecto les costó 200 euros. Afirman que la clave del éxito no está en el dinero, sino en el talento y el tiempo.

Luis Hernández (izda.) y José Domínguez  fundadores de Uptodown. / DANIEL PÉREZ

Solo existe una plataforma en el mundo desde la que se descargan más aplicaciones que en Uptodown y se llama Google. Tiene 80 millones de usuarios mensuales y en 2015 contabilizó 1,2 billones de descargas. “Fue una locura. El tráfico creció algo así como un 500%. Para este año esperamos serenarnos y subir un 20%”, indica Luis Hernández cofundador de esta empresa tecnológica junto a José Domínguez.

Ambos se conocieron en la Universidad de Málaga cuando estudiaban Ingeniería Informática de Sistemas y los teléfonos tal y como ahora los conocemos y los usamos no existían. Hacían aplicaciones para Windows y comprobaron en primera persona que no era fácil darlas a conocer. A partir de ahí empezaron a darle vueltas a la posibilidad de un sitio para publicar sus app porque nada de lo que había en el mercado les convencía. Ganar en 2003 el premio Spin Off de la Universidad de Málaga fue determinante porque la recompensa consistía en seis meses de alojamiento en una oficina del Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE) y en cierto modo aquello les obligó a centrarse en lo que querían hacer. Luis Hernández no le resta valor a las ideas pero subraya que “lo más difícil es dar el paso. Emprender es decidirte”. En su opinión el dinero es un asunto secundario. Uptodown nació exactamente con los 200 euros que les costó hacerse con un servidor. “La clave no es el dinero, sino el talento y el tiempo”. Talento para ver la oportunidad, dar el paso para crear una solución que responda a una necesidad y tiempo para concentrarse y sacarlo adelante. Otras cuestiones tan pontificadas como el plan de negocios tienen en desde su punto de vista una relevancia discutible. “En este sector tienes que ser muy flexible porque todo cambia muy rápido. El plan de negocio está bien pero aquí no funciona, cuando termines posiblemente esté ya desfasado y en el tiempo que empleas en hacerlo puedes tener un prototipo funcionando”.

La flexibilidad a la que alude Luis Hernández en el campo TIC es meteórica. Recuerda que hace menos de cuatro años que reorientaron su actividad hacia Android y las aplicaciones para teléfonos móviles. Esto les permitió crecer subidos a la ola del sistema operativo de Google.

El método que han aplicado para adaptarse a los cambios ha sido el de “prueba y error”. Les funcionó en el paso de las aplicaciones de ordenador a las de dispositivos móviles y lo hizo antes cuando abordaron la internacionalización de la empresa. Uptodown opera en todo el mundo y lo hace en 13 idiomas. El primer paso para irrumpir en un mercado ha sido traducir los contenidos, analizar el comportamiento y si las perspectivas eran buena abordar la expansión. “Hay que ir siempre sobre seguro”. El núcleo duro de la empresa lo conforma una plantilla de 10 personas con base en Málaga, que disponen del apoyo dos colaboradores por país que se ocupan de los contenidos y de la comunidad local.

Esta fórmula los ha convertido en líderes mundiales. Solo Google Play registra más descargas que Uptodown. “Lo importante es el liderazgo” afirma Luis Hernández sin atisbo de duda. “Si eres líder, el dinero llega, pero no es la prioridad. Es secundario”, agrega. La empresa cerró 2015 por encima de los dos millones de euros. En la actualidad está abriendo una oficina en Boston (Estados Unidos) con el apoyo de un socio local. Es la primera sede que instala fuera de Málaga y lo hace por el potencial de aquel mercado publicitario. La firma se alimenta de la publicidad y “aunque Asia e India también nos reportan muchos ingresos, el trozo grande del pastel está en Estados Unidos".

El éxito de acuerdo con la experiencia de los fundadores de Uptodown se compone de talento, tiempo y la flexibilidad, pero ninguno de estos ingredientes es válido “si realmente no te gusta mucho lo que haces. No puedes meterte en algo así solo por negocio”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios