Una beca con destino en 'Science'

  • Las Acciones Marie Curie llevaron al jienense Antonio José Manzaneda a la Universidad de Duke, la octava de Estados Unidos y lo convirtió en un experto en la investigación de los genes implicados en la resistencia de las plantas a la sequía

Comentarios 0

Antonio José Manzaneda es producto europeo. En 2007 logró una beca Marie Curie. El programa bautizado por la Comisión Europea con el nombre de la primera mujer que obtuvo un premio Nobel pretende airear a los investigadores, proporcionarles fondos para que investiguen en otros países, creen nuevas relaciones científicas y líneas de trabajo.Dentro de esta iniciativa, figuran las denominadas International Outgoing Fellowship, ayudas que financian estancias fuera de Europa, generalmente en Estados Unidos, para que doctores con más de cuatro años de trayectoria desarrollen proyectos de alto nivel. Este fue el caso del jienense Manzaneda.

Afirma que ha recibido “formación clásica”, con licenciatura en “una universidad pública, la de Jaén”, doctorado en otra (Sevilla), beca en la estación biológica de Doñana y beca posdoctoral del Ministerio “ya desaparecida”, apunta, en Estados Unidos. Desde allí logró el respaldo económico de las denominadas Acciones Marie Curie que financiaba dos años de trabajo en la Universidad de Duke y otro en Jaén.

En la institución académica de Carolina del Norte, considerada la octava del país, investigó las variaciones genéticas que experimentan las plantas sometidas a sequía, que ahora se ha convertido en su línea fundamental de investigación.

“La beca europea me cambió la vida”. “Es muy competitiva y prestigiosa, me abrió las puertas de Estados Unidos y, sobre todo, me permitió el retorno en unas condiciones óptimas”, resume Antonio José Manzaneda. Actualmente está acogido al programa Ramón y Cajal y se ocupa en la Universidad de Jaén de investigar las diferentes expresiones genéticas de las plantas según sea mayor o menor su resistencia a la sequía, así como los genes implicados en esa resistencia y el efecto que tienen en la supervivencia y productividad de las plantas.

Ese campo de relaciones que le permitió la beca Marie Curie y la estancia en Duke le han permitido, por ejemplo, publicar en 2012 en Science junto a sus colegas estadounidenses.  

más noticias de ACTUALIDAD Ir a la sección Actualidad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios