Los becarios de Sevilla pierden 14 millones de euros en dos años

  • Aunque ha aumentado el número de ayudas concedidas por el Ministerio de Educación, la cuantía total se reduce considerablemente · El rector, Antonio Ramírez de Arellano, lamenta que las becas hayan dejado de ser un derecho.

El rector de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, ha demostrado con números y gráficos el importante descenso que han experimentado las dotaciones económicas que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte destina a dotar becas para los estudiantes de grado, máster y las titulaciones que aún quedan de la Ley de Reforma Universitaria. En total, entre el curso 2011-2012 y el pasado 2013-2014 se pasaron de los 58.438.346 euros a los 44.758.993 euros, es decir, que en dos años se ha perdido la friolera de 13,6 millones de euros en becas (un 23,4%), y todo en unos momentos en los que la situación de muchas familias con hijos en edad universitaria es económicamente dramática.

Prácticamente las becas en la Universidad de Sevilla han regresado a las cantidades del curso 2009-2010, cuando la cifra total apenas alcanzó los 44.414.255 euros.Con estos datos, difundidos por el rector Ramírez de Arellano ante el Claustro de la Universidad de Sevilla dentro de su informe de gobierno, se pretende contrarrestar por parte de la Uiversidad de Sevilla las informaciones difundidas desde el ministerio que dirige José Ignacio Wert para defender que el aumento del número de becas concedidas en los últimos años. Así, si en 2009-2010 se concedieron un total de 13.045 ayudas, durante el último curso la cifra ascendió hasta 16.912, lo que supuso un aumento de casi el 30%. Sin embargo, también han crecido el número de becas denegadas, pasando de las 11.299 de 2009-2010 a las 11.930 del pasado curso, un 5% menos.

En conclusión, aunque es verdad que el Gobierno concede más becas que hace unos años y acepta un mayor porcentaje de solicitudes (del 52,7% de 2010 se ha pasado al 58,2% de 2014), también es cierto que las cuantías de éstas son mucho más bajas que hace dos años, en concreto casi 14 millones de euros menos.

Ante esta situación, Ramírez de Arellano, que ha sido uno de los rectores españoles más activos en la crítica al actual Ejecutivo por su recorte en las ayudas al estudio, aseguró que las “becas han dejado de ser un derecho”. Por otra parte, el rector de la Universidad de Sevilla aseguró que a estas alturas de su mandato ya ha cumplido el 80% de sus compromisos como candidato. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios