Universidad de Jaén

La divulgación científica llega por primera vez al público rural

  • Programa con 15 líneas maestras para llevar el conocimiento más allá de los muros de la universidad · Estimular las vocaciones científicas entre los jóvenes y prestigiar la actividad investigadora, grandes objetivos del plan.

La Universidad de Jaén ha aprobado su VI Plan de Divulgación Científica y de la Innovación orientado a transmitir el conocimiento científico que se genera en la universidad al público general no especializado en un lenguaje accesible y comprensible para ella. El programa comprende 15 líneas de acción que incluyen desde la conmemoración del Año Internacional de la Cristalografía, hasta encuentros científicos, la décimo cuarta edición de la Semana de la Ciencia, la divulgación de eventos, exposiciones o un canal de información científica, entre otras.

Cada una de estas líneas, a su vez, incluye varias actividades a desarrollar entre 2014 y 2015 diseñadas específicamente para cada audiencia. Los alumnos de educación secundaria son un colectivo preferente, porque es la vía más directa para despertar vocaciones científicas, pero no es el único. Por primera vez se llevarán a cabo acciones dirigidas al público rural, posiblemente el más olvidado por el cuerpo científico. También los niños tienen su espacio en el plan de divulgación, así como los jóvenes interesados en el emprendimiento.

El rector de Jaén, Manuel Parras, ha indicado que “el plan tiene tres objetivos principales: acercar la ciencia a la ciudadanía, despertar inquietudes científicas en los más jóvenes y conseguir que los ciudadanos valoren positivamente el trabajo que realizamos en la Universidad”.

La divulgación científica ha sido históricamente una cuestión secundaria en la carrera académica. Sin embargo, aunque se valora poco “desde el punto de vista curricular en nuestro país, es una actividad que resulta muy gratificante para los investigadores que la practican”, señaló Jorge Delgado, vicerrector de Planificación, Calidad, Responsabilidad Social e Innovación del que depende la Unidad de Cultura Científica e Innovación que ha elaborado el programa.

En este sentido, el rector defendió la necesidad de fomentar “el bilingüismo” de los investigadores, para que no dominen solo el lenguaje científico, sino que también puedan salir a la calle y explicar lo que hacen de una manera comprensible para el público no especializado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios