Actualidad en Huelva

La evolución de la Cartografía centra el desarrollo de un seminario internacional

  • Expertos se reúnen en la Universidad de Huelva para tratar aspectos como la relevancia de lo militar en esta disciplina

Una de las conferencias incluidas en el seminario. Una de las conferencias incluidas en el seminario.

Una de las conferencias incluidas en el seminario.

El Seminario Internacional sobre El arte de la representación del espacio: Cartografía histórica y Planimetría artística que se ha desarrollado en la Facultad de Humanidades de la Universidad de Huelva (UHU) ha aunado la participación de expertos que han aportado sus conocimientos sobre esta materia. De este modo, cabe destacar la presencia del investigador y profesor de la Universidad de Granada Mario Ruiz Morales, que centró su intervención en El progreso cartográfico entre el Renacimiento y las postrimerías del siglo XIX.

Su ponencia se enmarcó dentro del inventario de los fondos cartográficos de los duques de Medinaceli. La mayoría de estos documentos cartográficos van desde el Renacimiento a finales del siglo XIX, por lo que el investigador explicó cómo fue la evolución de la Cartografía a lo largo de este periodo. En primer lugar, Ruiz Morales realizó una introducción de los antecedentes del Renacimiento con unas pinceladas sobre la Cartografía de los griegos, romanos, Edad Media, para abordar después la etapa del Renacimiento propiamente dicho con todas las expediciones americanas y el desarrollo instrumental, haciendo especial hincapié en que “sin el desarrollo del instrumento matemático no hubiese sido posible realizar los mapas y planos que se hicieron en América”. Posteriormente, el ponente pasó a centrarse más en la Cartografía europea, recordando a Francisco Coello de Portugal y Quesada, con quien se sistematizó y oficializó la Cartografía en España. Finalmente, Ruiz Morales presentó un mapa de la provincia de Huelva, donde se menciona a José Isidoro Morales.

En cuanto a la evolución de la Cartografía, este investigador indicó que “la dificultad que hay para hacer un mapa es que se necesitan observaciones astronómicas, de forma que observando las estrellas hay que calcular la latitud y la longitud. La latitud siempre ha sido fácil de calcular, pero la longitud ha sido siempre un problema, hasta el punto de que por poseer mapas poco fiables Colón creía que iba a llegar a las Indias a través del Atlántico. En este sentido, afirmó que “hasta prácticamente el siglo XIX los mapas adolecían del defecto de la longitud, por lo que eran instrumentos más ornamentales que otra cosa. El relieve, por ejemplo, tampoco se representó hasta comienzos del siglo XIX. Es más, había cartógrafos que decían que si el relieve se representaba se afeaban los mapas. Por otro lado, cuando empezó la artillería, los militares necesitan saber los desniveles para poder acertar en el tiro. De esta forma, podemos decir que las necesidades militares son las que fueron imponiendo el desarrollo cartográfico”.

Por último, Ruiz Morales destacó que “la Cartografía es una ciencia multidisciplinar en la que hacen falta tanto las Humanidades como las Ciencias”.

Por su parte, Joaquín Cortés, del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, centró su disertación en la última incorporación que se ha hecho a la Cartoteca Histórica de Andalucía, que es la Cartografía que hace el Estado Mayor Soviético desde el año 1971 en que se levanta el primer plano urbano de Algeciras hasta 1991 en que se publica la segunda edición de los planos urbanos de Cádiz y de Jerez de la Frontera. Esta Cartografía es una Cartografía militar hecha de todo el territorio de España. Cortés profundizó en la Cartografía andaluza, tanto en la urbana, que es una Cartografía singular, por la cantidad de detalles que tiene y por la calidad de la impresión, como en la territorial.

Al tratarse de una Cartografía militar “es una Cartografía secreta de la que no se ha tenido noticia hasta que no cayó la Unión Soviética a finales de 1991. A partir de esta fecha comenzaron a salir por las fronteras soviéticas las hojas de estos mapas. Los primeros que se hicieron con ellas fueron empresas de los Estado Unidos que las adquirieron a nivel particular y, con posterioridad, en el año 1998 se compraron las primeras hojas aquí en España por parte del Instituto Cartográfico de Cataluña. De las 49 hojas que se conocen del mapa urbano de España, diez son de Andalucía, debido a su interés geoestratégico por el papel que jugó dentro de los intereses de Estados Unidos a la hora de la defensa de Occidente. Las bases de Rota o Morón hicieron que se tuviera ese interés soviético por conocer todo el territorio andaluz”, explicó Cortés.

Este encuentro ha estado organizado por el equipo del proyecto de excelencia HAR2013-41500-P dirigido por el profesor de la Onubense Antonio Sánchez González y ha contado con la participación de profesores miembros de Ceimar, así como otros expertos de la Universidad de Huelva, de Sevilla y otros invitados como María Antonia Colomar, del Archivo General de Indias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios