El ministro de Educación se niega a rebajar los requisitos para las becas

  • Los rectores afirman que el 50% de los becarios acabarán dejando los estudios universitarios · Wert dice que la beca es un derecho, pero su importe no

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, no cambiará los requisitos académicos para que los universitarios puedan acceder a becas. Tras reunirse con el Consejo de Universidades indicó que oirá lo que los rectores tengan que decir pero no modificará los criterios. "Estudiaremos con atención las propuestas que nos hagan, pero en lo que se refiere al planteamiento general de que es preciso introducir una serie de exigencias de rendimiento académico para el acceso y mantenimiento de las becas en la universidad, nuestra posición no ha variado tras esta reunión", ha afirmado. "Al margen de que hay circunstancias que pueden modular en algunos casos esas situaciones, una revisión con carácter general de los requisitos no está en el horizonte".

Estos requisitos eran el principal caballo de batalla de la Conferencia de Rectores Universitarios de España (CRUE) frente al borrador planteado por el Ministerio de Educación por entender, conforme ha dicho su presidenta, Adelaida De La Calle, que vulnera derechos constitucionales y, específicamente, el de igualdad de oportunidades de los estudiantes.

En su opinión no existe ningún argumento que jutifique que se vayan a perder el 50% de los alumnos con beca, tal y como mantienen los rectores. La beca "seguirá siendo un derecho" de los estudiantes, ha dicho, pero "lo que constituye el derecho no es el importe sino conseguir la beca si se superan una serie de requisitos tanto de patrimonio como académicos al margen de ninguna otra circunstancia", ha apuntado. Y ha opinado que no se trata de dificultar el acceso universitario con los nuevos requisitos para becas, sino de "conseguir un mejor resultado tras el ingente esfuerzo e inversión" hecho por la sociedad para con las universidades.

El borrador propone que las becas tengan una parte fija -1.500 euros al año por la renta familiar y 1.500 por cambio de residencia- y una variable, que es la que primará a las rentas familiares más bajas y a las mejores notas. Las exigencias académicas pasan por conseguir una nota media de 6,5 en la fase general de la Selectividad en el caso de los estudiantes de nuevo ingreso. Para el resto se exige tener el 100% de las materias aprobadas, salvo en las carreras técnicas, donde es suficiente el 85%. No obstante, el Real Decreto 1000/2012 de 29 de junio articula una segunda vía para acceder a ayudas con alguna materia suspensa y permite aspirar a una beca con un expediente de 6,5 y el 90% de las materias aprobadas en los títulos de humanidades y ciencias sociales y jurídicas. El porcentaje de créditos superados se reduce al 80% en el caso de las ciencias y ciencias de la salud, mientras que en las carreras técnicas será necesario acreditar un 6 en el expediente y un 65% de créditos aptos.

Además, si no se consigue aprobar el 50% de los créditos o no se asiste al 80% de las horas lectivas el becario se verá obligado a devolver las ayudas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios