De la terapia celular al patrimonio romano

  • El investigador Francisco Bedoya busca por encargo de Newbiotechnic fórmulas que abaraten los medicamentos celulares y el arqueólogo Rafael Hidalgo elabora, a petición de la Agencia de Obras Públicas, un sistema de información geográfica que engloba el legado romano y las infraestructuras

Comentarios 0

Todas las empresas y todos los sectores. Las necesidades de I+D ni son exclusivas de grandes corporaciones si son específicas de las compañías que operan en los campos de las ingenierías, la salud o la química. La Universidad Pablo de Olavide, por ejemplo, trabaja en la actualidad en la búsqueda de fórmulas que abaraten las terapias celulares y en un sistema de información geográfica que incluya el patrimonio romano andaluz y las infraestructuras públicas de la región con el fin de evitar retrasos y sobrecostes en las obras públicas derivados de la aparición yacimientos no catalogados.

El grupo de investigación que dirige el profesor Francisco Bedoya tiene un contrato con la empresa Newbiotechnic para investigar la obtención, expansión y caracterización de células troncales procedentes de tejidos adultos y embrionarios y su uso en la medicina regenerativa.

La terapia celular, o sea el uso de células vivas para tratar enfermedades, tiene ya una trayectoria de éxito en los trasplantes de médula o en los implantes de piel para tratar quemaduras graves. Pero todavía afronta limitaciones sobre todo cuando se utilizan células troncales procedentes de tejidos humanos adultos porque su capacidad para expandirse y generar masa celular es limitada y existen pocos medicamentos celulares heterólogos (originados por individuos ajenos al que los recibe) producidos bajo las normas de correcta fabricación (NFC) y buenas prácticas. El acuerdo de colaboración que mantienen Newbiotechnic y el grupo de Francisco Bedoya, cofinanciado por la Corporación Tecnológica de Andalucía, explora tanto la posibilidad de producir productos celulares utilizando células heterólogas como autólogas (procedentes del mismo individuo que recibe el tratamiento) a partir de tejidos humanos embrionarios y adultos. El equipo también estudia sus propiedades reparadoras, tróficas, antiinflamatorias e inmunomodulares para generar medicamentos celulares más baratos de manera que se facilite el acceso a las terapias celulares.

El arqueólogo Rafael Hidalgo, por su parte, tiene un acuerdo con la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía que comprende el estudio del paisaje cultural romano, su relación con las infraestructuras y la gestión de ambos. Por un lado el objetivo es que las nuevas infraestructuras que se levantan tengan el mínimo impacto posible sobre el legado romano que queda en el paisaje andaluz y, por otro, evitar el encarecimiento de las obras públicas originado por la aparición de yacimientos que no figuran en los catálogos.

Con este doble punto de mira trabaja en un sistema de información geográfica que combina el patrimonio del paisaje cultural romano y su relación con las obras públicas de Andalucía. Una finalidad del proyecto es que se convierta en un instrumento de gestión y difusión, en una herramienta eficaz para las administraciones y empresas del sector para que puedan redactar sus proyectos conociendo de antemano los posibles yacimientos que se pueden encontrar en los trazados, de modo que no surjan imprevistos ni sobrevengan paralizaciones de obras.

Pero el objetivo no es sólo este. La intención es que se convierta en una herramienta para la protección y gestión patrimonial. En este sentido se realizará un análisis museográfico de todos los elementos del paisaje cultural romano que o están abiertos al público o son susceptibles de hacerlo en Andalucía, identificando potencialidad y debilidades y marcando las líneas de trabajo que se deben seguir para tener una visión unitaria del fenómeno.

El contrato incluye la elaboración de una guía con toda la información de los elementos del paisaje cultural romano que tengan la categoría de bienes patrimoniales, su relación con las infraestructuras y su grado de afección a ese legado histórico. Otra de las herramientas de difusión que forman parte del proyecto es una página web, con los resultados del proyecto.

La información, las conclusiones y los análisis de este trabajo estarán a disposición de todas las administraciones, empresas y público general. Los investigadores y la universidad confían que este trabajo sirva tanto para el aprovechamiento turístico y empresarial de los recursos patrimoniales, como para la inclusión del paisaje cultural romano en el planeamiento urbanístico y para ampliar el conocimiento que la sociedad tiene de su patrimonio.

más noticias de ACTUALIDAD Ir a la sección Actualidad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios