cómics

Los caballeros del cielo

  • Tanguy y Laverdure son los dos pilotos que protagonizan un cómic ambientado en la Guerra Fría. Las historietas fueron llevadas al cine y la TV y en España las editó Bruguera.

Los pilotos protagonistas de la serie. Los pilotos protagonistas de la serie.

Los pilotos protagonistas de la serie.

La serie Tanguy y Laverdure, inspirada en la tira de prensa norteamericana Steve Canyon de Milton Caniff, recopila las aventuras del alférez Michel Tanguy y su compañero, el también alférez Ernest Laverdure, oficiales de las Fuerzas Aéreas Francesas. A los mandos de esta fantástica serie de aviación están el guionista de El teniente Blueberry y anteriormente piloto, Jean-Michel Charlier; y el dibujante de Asterix, el galo, Albert Uderzo. Sin embargo, Uderzo tuvo que abandonar la serie precisamente a causa del éxito de los irreductibles galos, pasando a dibujarla sucesivamente Jijé, Patrice Serres y Coutelis.

Se trataba de ofrecer a los lectores de la revista Pilote una serie en respuesta a Buck Danny, del propio Jean-Michel Charlier y Victor Hubinon, que se publicaba en Le Journal de Spirou; y a Dan Cooper, de Albert Weinberg, que se podía leer en la revista Tintín.

Su publicación se inició en el primer número del mítico semanario francés, el día 29 octubre de 1959, aunque a partir de 1973 continuó publicándose en distintas revistas: Tintín, Super As, Le Pélerin y Moustique Junior. Estas aventuras fueron posteriormente editadas en álbumes por Editions Dargaud.

El sensato, valiente, y honestísimo Michel Tanguy y su inseparable compañero, el chiflado, payaso, excéntrico, y patoso pero entrañable Ernest Laverdure, caracterizado por su enorme verborrea y una mala suerte que le hará interpretar un papel netamente cómico, son dos grandes amigos. Sus caracteres son totalmente opuestos; sin embargo, tienen una cosa en común: ambos son excepcionales pilotos, virtuosos, apasionados, e intrépidos, siempre dispuestos a correr los riesgos más increíbles para defender el honor de sus insignias.

Al finalizar su formación en la Academia Militar del Aire de Salon-de-Provence, son enviados al norte de Marruecos, a Mequinez, para mejorar sus conocimientos en combate en el aire, concretamente, para especializarse en la Escuela de Cazas del Ejército. Al llegar, se les asigna su primera misión: buscar una cabeza de misil que contiene información confidencial.

Más tarde, Tanguy y Laverdure vuelven a Francia, donde inicialmente pilotan un cazabombardero Dassault Super Mystère, para posteriormente integrarse en el Escuadrón de los Cigognes, donde pasan a pilotar un Mirage III.

Ambientada en la época contemporánea a su publicación, es decir en la Guerra Fría, la serie nos muestra el progreso de los dos jóvenes en su carrera en las Fuerzas Aéreas Francesas, donde se verán envueltos en numerosos conflictos bélicos y de espionaje.

Tendrán que enfrentarse a agentes de potencias enemigas desconocidas, aunque con acento ruso o alemán, que tratarán de apoderarse de secretos militares franceses. En cada aventura, persecuciones aéreas y combates contra aviones pilotados por hombres que para evitar delatar su origen, no llevan marcas ni en su ropa interior. Los desiertos de Oriente Medio y los hielos de Groenlandia serán escenarios cuya dureza pondrá a prueba la pericia de Tanguy y Laverdure, quienes, tanto en la tierra como al control de su aeroplano, demuestran un patriotismo intachable.

En España, sus primeras aventuras pudieron leerse en álbumes de la Editorial Molino, en 1965, para pasar en 1967 a Editorial Bruguera.

Su éxito posibilitó que llegaran en formato de teleserie a la televisión francesa. Les Chevaliers du Ciel (1967) pasó poco tiempo después a la pequeña pantalla española, donde se pudo disfrutar en blanco y negro de sus aventuras, traducidas y dobladas bajo el título de Los Caballeros del Cielo. Los actores protagonistas, Jacques Santi y Christian Marin, no podían estar mejor elegidos, pues eran clavados a los personajes del tebeo.

La nostalgia propició que esta teleserie obtuviese un remake en 1988 bajo el título de Les Nouveaux Chevaliers du Ciel, y protagonizado por Christian Vadim (quien fue sustituido por Marc Maury en la segunda temporada) y Thierry Redler.

El recuerdo de estas dos series de televisión motivó que se adaptasen libremente en un largometraje de cine en el año 2005: Les Chevaliers du Ciel fue dirigida por Gérard Pirès y protagonizada por Benoît Magimel y Clovis Cornillac. En España se estrenó con el título de Héroes del cielo.

La próxima semana: El Cuarto Mundo (1971), de Jack Kirby, una epopeya compuesta por cuatro series entrelazadas, que fue inspiración directa para la saga Star Wars (1977).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios