Cómics

Más Morrison, es la guerra

  • El escocés llevó aún más lejos el delirio de La Patrulla Condenada cuando tuvo oportunidad de trabajar con ella, junto al dibujante Richard Case.

Más Morrison, es la guerra Más Morrison, es la guerra

Más Morrison, es la guerra

'LA PATRULLA CONDENADA. LIBRO 1: DESDE LAS CENIZAS'.Grant Morrison, Richard Case.ECC. 304 páginas. 29,50 euros.

Ecc parece resuelta a publicar todos y cada uno de los tebeos escritos por Grant Morrison para DC (y para alguna que otra editorial más), y yo no puedo estar más contento con ello. La voz potente y reformista de Morrison ha acabado significándolo entre los autores principales de la historia del género de superhéroes, especialmente desde que, en 1997, cambió los márgenes por el gran público con su épica y muy dinámica versión de la JLA. Pero ya antes de ese punto de inflexión en su carrera, el guionista había dejado muestras de su peculiar talento en títulos inolvidables como Zenith, Animal Man, La Patrulla Condenada y la que puede que sea su obra más personal, Los Invisibles. Esta última y Animal Man cuentan con sendas reediciones por parte de ECC, que también acaba de finalizar la recuperación de Zenith en cuatro tomitos. Se trata de la primera obra importante de Morrison, un tebeo de culto serializado por la revista británica 2000 AD, protagonizada por el joven superhéroe, amén de estrella mediática, Zenith y que ahora ha visto la luz en castellano con páginas a color y en blanco y negro. El cuarto tomo contiene el 2000 AD Winter Special 1990, los 2000 AD Progs 791 a 806, más un buen montón de extras. A los habituales Morrison y Steve Yeowell, se unen aquí Mark Millar y Simon Coleby.

La Patrulla Condenada, por su parte, es la extraña revisión de un concepto ya de por sí extraño. Creada en 1963 por Arnold Drake (con ayuda inicial de Bob Haney) y Bruno Premiani, la formación original de este grupo de inadaptados estaba integrada por Robotman, la Chica Elástica y el Hombre Negativo, tres antihéroes dirigidos por el paralítico Niles Caulder. Lo de Drake y Premiani fue una serie delirante y genial en la que cualquier cosa era posible, como la sorprendente muerte de los protagonistas en el último número, publicado en 1968. Morrison ha confesado abiertamente su admiración por aquellos episodios clásicos, y llevó aún más lejos el delirio de La Patrulla Condenada cuando tuvo oportunidad de trabajar con ella, junto con el dibujante Richard Case, entre 1989 y 1993. El escritor amplió el elenco de miembros del supergrupo y dotó a la serie, en sus propias palabras, "de ideas, conceptos y villanos inusuales" como los Hombres Tijera, la Hermandad del Dadá o los Hombres de N.A.D.I.E. Tal como explica en la introducción del primer volumen recopilatorio, que incluye los números 19 a 29 de Doom Patrol, su intención era devolver a la serie "la rareza espontánea que hizo que las primeras historias fueran tan estimulantes". Claro está que lo logró, y La Patrulla Condenada es una joya de principio a fin.

También ha llegado a librerías el segundo tomo de la reedición del Superman de Morrison en la continuidad posterior a Flashpoint. Superman: A prueba de balas recoge los números 0 y 9 a 12 de Action Comics, más el Action Comics Annual 1, que presentan dibujos de un puñado de artistas capitaneados por Rags Morales. Con una mirada fresca y sofisticada, Morrison vuelve a demostrar aquí la eterna vigencia del Hombre de Acero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios