cómics

Reescribiendo el origen

Un tebeo excitante. Un tebeo excitante.

Un tebeo excitante.

Si es usted lector habitual de cómics superhéroes ya conoce de sobra el tópico del "Año uno". Para los demás, aclaro que dicho título se aplica a reescrituras modernas del origen de tal o cual personaje, de las que la seminal Batman: Año Uno (1987), de Frank Miller y David Mazzucchelli, sigue siendo más que probablemente el pináculo y el modelo a imitar. En las últimas décadas, se han sucedido los "Año uno", buenos y malos, como es natural, y hoy les traigo dos que acaban de ser reeditados por ECC y que bien merecen una oportunidad.

Año Unoes el título del reciente tomo de Grandes autores de la Liga de la Justicia dedicado al guionista Mark Waid, uno de los escritores más sobresalientes del género y uno de los que más y mejor han retratado a la JLA desde los años 90 en adelante. Suyos son hitos como Kingdom Come o La Torre de Babel, y en la miniserie de 12 números JLA: Year One (1998) se marcó, con el dibujante Barry Kitson, una estupenda actualización del origen de la Liga de la Justicia en la continuidad posterior al evento Hora Cero. Flash, Green Lantern, Canario Negro, el Detective Marciano y Aquaman son aquí los miembros principales del supergrupo por excelencia de DC, en tanto que pesos pesados como Superman o Batman pasan a un segundo término. Como es habitual, Waid se luce con las caracterizaciones, y Kitson, que mejoraría en años sucesivos, realiza un trabajo notable.

Año Uno es también el título de la inolvidable miniserie sobre los inicios de Robin, escrita por Chuck Dixon y Scott Beatty que cuenta con espectaculares dibujos de los españoles Javier Pulido y Marcos Martín. Los cuatro números que componen Robin: Año Uno vieron la luz originalmente en 2001, y fue una grata sorpresa que Dixon, gran conocedor del universo de Batman, escogiera narrar las aventuras del joven Dick Grayson, es decir, del Robin original, que ya hacía años que se había emancipado del Hombre Murciélago y seguía en la lucha contra el crimen bajo el nombre de Nightwing. En pocas palabras, un tebeo excitante y visualmente delicioso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios