cómics

Las dos caras de Morrison

  • El guionista escocés dejó su huella en dos series tan diferentes como 'La Patrulla Condenada' y 'Flash'.

Imagen de 'La patrulla condenada'. Imagen de 'La patrulla condenada'.

Imagen de 'La patrulla condenada'.

Resumir aquí la vida de obra de Grant Morrison necesitaría mucho espacio, así que para los neófitos en su obra tan sólo comentar que formó parte de esa "invasión" británica que removió los cimientos de una decadente DC Comics a principios de los años 80, revitalizando a un buen puñado de personajes que permanecían en el limbo de los olvidados y dando una nueva, fresca y original visión de los principales iconos de la editorial. Alan Moore, Peter Milligan, Neil Gaiman, entre otros, cambiaron para siempre a los coloridos héroes de los cómic-books.

Pero Grant Morrison sobresalió por su personalidad e ideas, que quedó patente en muchos correos de los lectores y en entrevistas, convirtiéndolo en un auténtico gurú de las viñetas, autoproclamado mago (al igual que Alan Moore). ECC Ediciones nos ofrece, en sus últimas novedades, al posibilidad de poder disfrutar de dos las dos "facetas" creativas del guionista: En primer lugar nos encontramos con el segundo volumen (Camino al Paraiso) que recopila las peripecias de La Patrulla Condenada: Cliff Steele, Crazy Jane, Rebis, Niles Caulder, Dorothy y Joshua… a los que se unirá un nuevo y curioso miembro, Danny La Calle. Sí, una rue con vida propia, en la que viven curiosos personajes, algunos inmersos en el olvido…

Recién salidos de un enfrentamiento con el Quinto Jinete, Cliff viajará al interior de la mente de Jane, encontrándose con todas sus personalidades. ¿Podrá sacarla del coma y sobrevivir al intento?

El mundo es un lugar extraño, y bizarros sucesos están ocurriendo en Barcelona. Sí, amigos, la Patrulla viajará a la Ciudad Condal junto al poco fiable Willoughby Kipling, un tipo que sabe mucho sobre brujería y sucesos extraños. Deberán encontrar a un joven que porta el Libro sin Nombre, un "objeto" que buscan los miembros de una secta.

La vida de la Patrulla es todo menos tranquila y, en el momento más inesperado, la curiosa pareja formada por el simiesco Mounsieur Mallah y el cerebro ataca la base ¿secreta? De La Patrulla.

Y por si esto os parece poco, el grupo caerán en medio de un conflicto intergaláctico entre dos especies alienígenas que los llevará más allá de las estrellas…?

En esta absorbente etapa, Morrison nos ofrece un coctel que mezcla surrealismo, a Borges, William S. Burroughs, terror, sociedades secretas y tipos con superpoderes pero con muchos problemas de personalidad. Todo ello ilustrado gracias al talento de Richard Case.

Pero Grant Morrison, a lo largo de su ya extensa carrera como guionista, también nos ha deleitado con las aventuras de superhéroes, icónicos personajes como Superman, Batman, La Liga de la Justicia y, en su exitosa etapa en La Casa de las Ideas, con los X-Men, Marvel Boy y Los 4 Fantásticos.

Pero en esta ocasión, aprovechando que ECC las ha recopilado en un tomo, me gustaría hablaros de las aventuras y desventuras del Hombre más Rápido de la Tierra. Sí, claro, me refiero a Flash. Pero antes de meternos a fondo una breve nota aclaratoria: Todos aquellos que hayáis conocido al personaje por la serie de televisión os liareis bastante si os digo que bajo el disfraz rojo del velocista se esconde Wally West, que en los cómics es el sobrino del desparecido Barry Allen, que sacrificó su vida en las ya clásicas Crisis en las Tierras Infinitas. Nada que ver con la descafeinada versión catódica…

Wally, personaje al que devolvió y dio vida y fama otro guionista, Mark Waid, vive sus aventuras junto a un grupo, o llamémoslo, familia de velocistas: el Clásico Jay Garrick, el jovenzuelo e imprevisible Impulso, Jesse Quick y el gurú de la velocidad Max Mercury.

Por supuesto, Morrison deja su huella en la colección (con la ayuda del por aquel entonces desconocido guionista Mark Millar y el dibujante Paul Ryan) con un estilo único de narrar y una tremenda originalidad en las tramas: En la primera de ella, El traje, un uniforme que se alimenta de la energía vital de los héroes, pone delante de las narices de Flash un tremendo misterio. Deberá resolver su propia muerte en menos que canta un gallo.

Y aunque lo consigue, sufre un aparatoso accidente que lo deja postrado, con ambas piernas rotas… Pero en la Fuerza de la Velocidad encontrará una original solución para salvar el día.

El Amo de los Espejos, un día en la vida de Jay Garrick y sus intentos para salvar la vida de un antiguo villano, El Pensador; El juicio por la muerte de varios inocentes en un crucero en el que viajaban el propio Flash, junto a dos compañeros de la Liga de la Justicia, Green Lantern y Green Arrow. Y finalmente, el reto más grande al que se enfrentara el héroe escarlata, la carrera de su vida. Una apuesta contra unos enormes seres galácticos que lo llevará más allá de la cordura.

Dos cómics, dos perfectas muestras del arte narrativo y la explosiva mente de un genio de las viñetas como es Grant Morrison. Ambos muy recomendables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios