cómics

El día más oscuro

  • 'Crisis Infinita' surgió en la atmósfera ideológica posterior al 11-S, de modo que posee un tono diferente del de 'Crisis en Tierras Infinitas'.

Un detalle de la obra. Un detalle de la obra.

Un detalle de la obra.

Geoff Johns es uno de los guionistas más representativos de la DC del siglo XXI. Por sus manos han pasado la mayoría de los pesos pesados de la compañía, desde Superman hasta Flash, pasando por la Sociedad o la Liga de la Justicia, y su firma aparece en eventos tan exitosos como Crisis Infinita, Final Crisis o 52. Seguramente, su trabajo más recordado sea la larguísima intervención en Green Lantern, al que colocó en el centro del universo DC a partir de la miniserie Green Lantern: Renacimiento (2004), tras la que Hal Jordan volvió a portar el anillo de poder. ECC está recuperando toda esta etapa de Johns en gruesos volúmenes recopilatorios y otros más manejables como Green Lantern: Origen, que es como se titula el libro que ofrece los números 29 a 35 de Green Lantern (2008), situados entre La Guerra de los Sinestro Corps y La noche más oscura. Con dibujos del habitual Ivan Reis, Johns retrocede en el tiempo y recuenta (y amplía) aquí el origen del personaje, su proverbial encuentro con Abin Sur y su ingreso en el Cuerpo de Green Lanterns, especie de policías espaciales dirigidos por los Guardianes del Universo, tal como idearan en la Edad de Plata el escritor John Broome y el dibujante Gil Kane. Aunque forma parte de un todo más amplio, Origen puede servir como puerta de entrada al que desee asomarse por primera vez al Green Lantern de Johns, y es una especie de remanso para el que ya esté enganchado al asunto.

Estos días ha llegado también a librerías la segunda edición de Crisis Infinita, otro de los títulos primordiales de Johns y el mejor ejemplo de la forma en la que el guionista enfrenta la continuidad del universo DC. Como nos recuerda Dan Didio en su introducción: "Julie Schwartz dijo que cada diez años más o menos habría que ponerle un enema al universo, es decir, deshacerse de los viejos argumentos y dar paso a nuevas historias plagadas de infinitas posibilidades". Con esta idea en mente, a finales de 2005, esto es, 20 años después de la magnífica Crisis en Tierras Infinitas, el equipo editorial de DC, con Johns al frente, decidió revisitar la maxiserie de Marv Wolfman y George Pérez para crear el nuevo contexto en que se moverían a partir de entonces los superhéroes de la compañía. Conviene avisar al lector de que Crisis Infinita surgió en la atmósfera ideológica posterior al 11-S, de modo que posee un tono oscuro y desalentador, muy diferente del de Crisis en Tierras Infinitas y mucho más cercano a otra miniserie clave del periodo, Crisis de Identidad. Hay aquí una lucha desgarrada entre los valores antiguos y los nuevos, entre la sencillez de un mundo ideal y la complejidad del mundo "real", de modo que los villanos actuales no son sino antiguos héroes convertidos en ángeles caídos y el resultado es una mirada dura y melancólica, que alterna momentos brillantes con otros más bien discutibles. Sea como sea, por su alarde estructural, su influencia y lo significativo de su discurso, es una parada obligada para entender el desarrollo reciente de DC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios