cómics

Una fuente inagotable

  • 'El lobo solitario y su cachorro', 'El hombre sediento', 'Kasajirô, el clava-tatamis' y 'Kei, crónica de una juventud' son algunas de las obras de Koike y Kojima.

Detalle de 'El lobo y su cachorro'. Detalle de 'El lobo y su cachorro'.

Detalle de 'El lobo y su cachorro'.

Ecc parece haber encontrado un filón con Kazuo Koike y Gôseki Kojima, y les confieso que yo no puedo estar más contento. La obra del dúo japonés fue una de las primeras que saltó a Occidente, allá cuando el manga invadió nuestro mercado, y es que les recuerdo que son los autores de El lobo solitario y su cachorro, un larguísimo serial de honor y venganza que se benefició del interés (y las portadas) del entonces muy influyente Frank Miller. Del guionista, Koike, llegó también tempranamente Crying Freeman, con dibujos de Ryoichi Ikegami, y, poco después, alguna que otra cosa más, como Lady Snowblood, dibujada por Kazuo Kamimura, de nuevo una historia de venganza, citada como inspiración de las películas de Kill Bill. En lo que se refiere al trabajo conjunto de Koike y Kojima, antes de que ECC se interesara por ellos, se tradujo la serie Asa, el ejecutor y apenas los primeros volúmenes de Hanzô, el camino del asesino. Poco, muy poco, de una bibliografía tan amplia como estupenda.

Hará un par de años, ECC recomenzó (y terminó) la edición española de Hanzô, y no ha dejado de ofrecer nuevos títulos de Koike y Kojima desde entonces: El hombre sediento (8 volúmenes), Kasajirô, el clava-tatamis (2 volúmenes), Kei, crónica de una juventud (10 volúmenes) y Son Goku, el héroe de la ruta de la seda (6 volúmenes) se han ido encadenando uno tras otro, dando a los lectores su ración mensual del mejor manga histórico. Estas dos últimas series, Kei y Son Goku, la historia de un samurái en busca de su amor durante el periodo Edo y la recreación en viñetas del clásico chino Viaje al Oeste, también conocido como Las aventuras del rey mono, acaban de completar su edición y ya tienen sustitutos en el carro de la compra: Shingen Takeda, el tigre de Kai (que constará de 4 volúmenes) y El carterista (que constará de 2), y ojo que se anuncia una tercera: La leyenda de Kujaku (también 2 volúmenes). Ya ven que hemos pasado de la escasez a la abundancia. Era inevitable, considerando la alta calidad general de estos trabajos.

El lobo solitario y su cachorro vio la luz en Japón a comienzos de la década de 1970, y sobre su enorme éxito se ha construido la carrera posterior de ambos autores. Además de mangas, Koike ha escrito novelas, guiones de cine y televisión, teatro y hasta letras de canciones, y Kojima (que falleció en 2000), comenzó su larga trayectoria en el medio en 1957, después de haber servido con sus dibujos al teatro ambulante, y se dedicó profusamente al género histórico. Brillaron por separado, pero mucho más cuando trabajaron juntos, y es que el estilo realista, violento y sensual de Kojima, maestro del ritmo y la ambientación, se adapta a la perfección a las tramas densas y evocadoras de Koike, que toma la historia clásica de Japón como base para unos relatos llenos de intrigas y belicismo, contrastados siempre con un detallado retrato de la intimidad (física y psicológica) de sus personajes. Hay una química singular entre estos dos genios de la viñeta, y es por eso que uno no se cansa nunca de leerlos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios