cómics

Una máquina de matar

  • La colección Marvel Limited Edition ofrece un tomo de mayor tamaño dedicado al vigilante más violento del género de superhéroes: El Castigador.

El Castigador. El Castigador.

El Castigador.

La colección Marvel Limited Edition se sale puntualmente de su formato habitual para ofrecer un tomo de mayor tamaño y menor número de páginas, dedicado al vigilante más violento del género de superhéroes: El Castigador. Se recoge aquí material procedente del número 2 de Marvel Preview (1975) y el número 1 de Marvel Super Action 1 (1976), dos revistas clásicas impresas originalmente (y del mismo modo reproducidas en esta edición) en blanco y negro. Son dos historietas del Castigador dibujadas por el gran Tony de Zúñiga, la primera escrita por el propio creador del personaje, Gerry Conway, y la segunda, por un guionista tan apreciable como Archie Goodwin.

El Castigador, o Frank Castle, que así se llama cuando no lleva puesto el traje con la calavera en el pecho, nació en el número 129 de The Amazing Spider-Man (1974) como reflejo de una época convulsa de los Estados Unidos, la del final de la guerra de Vietnam. Fue entonces cuando, en palabras de Eduardo Salazar, "surgieron personajes con una identidad más cínica y realista, más alejada del idealismo del superhéroe tradicional y más común a los sentimientos del hombre de la calle y, por ello, más cercana, más violenta"; no por casualidad, como también nos recuerda Salazar, el héroe Marvel más emblemático de aquellos años era Conan el bárbaro. Así, el Castle ideado por Conway es un veterano de Vietnam que regresa a casa, sale a disfrutar de un día de campo con su familia y se topa accidentalmente con la mafia. Los criminales están ejecutando a uno de los suyos y no dudan en asesinar brutalmente a los Castle para eliminar testigos. Claro está que Frank se libra por los pelos y jura venganza ante el cadáver de su mujer y sus hijos. Ha nacido el Castigador, un antihéroe expeditivo que no lleva a los malos ante la justicia, sino que él mismo les aplica la pena de muerte.

Además de las dos historietas del Castigador, el tomo se completa con los complementos originales de las revistas antes dichas, y ya solo por ellas merece la pena comprarlo. Se trata de dos aventuras de otro estupendo personaje de los setenta, que los viejos del lugar recordarán por su inclusión en Aventuras Bizarras: Dominic Fortune. Este es un héroe de aventuras pulp ambientadas en los años 30, agraciado por los magníficos dibujos de Howard Chaykin, al que acompaña el guionista Len Wein en la primera historieta.

Y ya que he comenzado hablando del Castigador, les recuerdo que siguen publicándose los episodios de la línea MAX escritos por Garth Ennis, que aquí aparecen recopilados en la colección Marvel Saga. El quinto tomo se titula Arriba es abajo y negro es blanco y contiene los números 19 a 24 de MAX: Punisher (2005). Con dibujos del argentino Leandro Fernández y un tono extremadamente duro y sangriento, Ennis desgrana aquí el regreso del gánster Nicky Cavella, que se atreve nada menos que a profanar las tumbas de la familia del protagonista. Hay que ser idiota para tocarle las narices al Castigador, máxime al de Garth Ennis, que es lo que se dice una máquina de matar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios