cómics

Un núcleo sólido

Una sensibilidad contemporánea. Una sensibilidad contemporánea.

Una sensibilidad contemporánea.

En la introducción del libro La reina de la Costa Negra y otros relatos de Conan, la selección de cuentos de Robert E. Howard que tuve el inmenso gozo de traducir para Cátedra, sostuve que existen muchas y muy variadas versiones del cimerio, tan diferentes que pueden resultar hasta contradictorias, y escribí: "En nuestra sociedad saturada de información es normal que uno se incorpore a la era hiboria con imágenes preconcebidas, pero siempre sorprende y fascina aprender que el cimerio tiene ochenta años y un pasado literario, que es tanto como decir que la atmósfera del cometa posee un núcleo sólido". Siendo, como soy, un fan declarado de Conan en todas sus formas, confieso una vez más mi devoción por el molde original, por el hallazgo literario que vio la luz en la revista Weird Tales allá por la década de 1930 y del que el resto de interpretaciones son solo un pálido reflejo.

Dicho esto, si tuviese que escoger una sola de las muchas variaciones que se han vertido en cómics, libros, películas, ilustraciones y hasta juegos, me quedo sin dudar (con permiso de Frank Frazetta y Roy Thomas) con el Conan de Timothy Truman, Tomás Giorello y José Villarrubia. El trío de artistas contratado por Dark Horse hace ya una década, escritor, dibujante y colorista, respectivamente, viene ofreciendo sin descanso una especie de Conan definitivo que nace precisamente del entendimiento y el cariño al espíritu howardiano. No se trata de una simple traslación a viñetas de los textos del escritor texano, sino de una recreación abierta y singular, personalísima, que toma la raíz literaria y la enriquece con una amplia perspectiva y una sensibilidad contemporánea.

Acaba de llegar a librerías la recopilación Conan Rey: Lobos de allende la frontera, reescritura enriquecida de dos fragmentos inconclusos de Howard, que Truman vincula con otros motivos de la obra del maestro. Es una maravilla; no en vano, Truman y Villarrubia, en los epílogos que cierran la edición, lo consideran lo mejor de todo lo que han hecho hasta la fecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios