días de riesgo

La prima de riesgo

  • Gosinny y Uderzo llevan al cómic  al que fuera primer ministro y presidente francés Jacques Chirac a través del personaje Cayo Coyuntural en una crítica al capitalismo 

Caricaturas de Uderzo y Goscinny cargando a Pierre Tchernia. Caricaturas de Uderzo y Goscinny cargando a Pierre Tchernia.

Caricaturas de Uderzo y Goscinny cargando a Pierre Tchernia.

EN la jerga de los economistas, se llama prima de riesgo a la diferencia en la tasa de interés que a un inversor se le paga al asumir una determinada inversión con una menor fiabilidad económica que otra.

En España, la ciudadanía de a pie comenzó a oír hablar de la prima de riesgo más o menos en 2004, cuando se comenzaba a asomar la crisis económica.

Generalmente, el argot económico nos suena a chino, y de eso se burlan René Goscinny y Albert Uderzo en el álbum de la serie Astérix el Galo titulado Obélix y Compañía (1976). En este álbum, el plan de Julio César consiste en reducir a los galos gracias al afán de lucro, ayudado por Cayo Coyuntural, joven graduado en la Escuela Imperial de Administración.

Este joven afirma que, introduciendo el dinero en un sistema económico basado en el trueque, convertirá a los galos en esclavos del sistema.

Cayo Coyuntural es una caricatura de Jacques Chirac, por aquel entonces (año 1976) a punto de dimitir como primer ministro francés, aunque continuaría en la política como alcalde de París (1977-1995) y presidente de la República Francesa (19952007).

El economista se encuentra El economista Cayo Coyuntural es una caricatura de Jacques Chirac en 1976, cuando estaba a punto de dimitir como primer ministro francés. con Obélix y le pregunta el precio de su menhir. Obélix le responde que simplemente lo cambia por otra cosa. Coyuntural convence al galo de la importancia del dinero, que le servirá para comprar bienes.

Al día siguiente, Obélix le lleva otro menhir a Cayo Coyuntural, pero éste le paga el doble que el día anterior, y le explica que se debe a la interacción entre la oferta y la demanda. Obélix se da cuenta de que no puede comer, porque ha invertido el tiempo necesario para cazar jabalíes en fabricar un menhir. Le compra su jabalí a un vecino, avisándole de que le comprará cualquier jabalí que pueda cazar. Al día siguiente, Cayo Coyuntural vuelve a subir el precio del menhir, pero exige a Obélix una mayor producción, ya que la oferta ha de satisfacer a la demanda.

Obélix se asocia con su cazador de jabalíes, que deja de cazar para fabricar menhires con él. Sin embargo, ahora necesitan que otros galos cacen para ellos.

Cuando la empresa de Obélix Caricaturas de Uderzo y Goscinny cargando a Pierre Tchernia, que participó en las versiones de dibujos animados y con actores reales del álbum `Astérix y Cleopatra'. reúne a cuatro fabricantes de menhires, Coyuntural le dice que tiene que mejorar la distribución, así que Obélix compra un carro para repartir menhires. Es decir, introduce innovaciones tecnológicas para aumentar la producción.

Astérix se percata de que el interés de los romanos por los menhires no es natural y decide darles de su propia medicina, así que convence a los galos para que fabriquen menhires para los romanos. Entonces se plantea un problema: ¿qué harán los romanos con todo el stock de menhires que están acumulando?

Cayo Coyuntural vende los menhires a un precio muy superior al pagado por ellos para recuperar la inversión y obtener un buen beneficio.

Coyuntural estimula la demanda de menhires entre el pueblo romano mediante una campaña publicitaria y los menhires comienzan a venderse como rosquillas en Roma.

Los empresarios romanos deciden fabricar sus propios menhires, de modo que el mercado romano del menhir deja de ser un monopolio.

Los fabricantes romanos venden los menhires a un precio más bajo para competir con el fabricante galo. César prohíbe la venta de menhires romanos, pero los fabricantes de Roma reaccionan con una campaña de huelgas que consiguen sensibilizar a la opinión pública.Cayo Coyuntural se ve obligado a bajar el precio de los menhires, de forma que no sólo dejan de generar beneficios sino que provocan pérdidas.

César ordena a Coyuntural frenar la compra de menhires a los galos, por lo que se desmonta por completo el sistema. Nos enteramos por boca del druida Panorámix de que una gran crisis azota Roma y se ha devaluado el sestercio.

El guionista dispara contra el capitalismo en fechas muy señaladas: entre las dos crisis del petróleo de los años setenta, cuando empezaba a derrumbarse el mecanismo montado tras la II Guerra Mundial para organizar la economía internacional.

Un guiño: cuando la legión que ocupa al principio del álbum el campamento de Pastelalrum es relevada, los últimos legionarios en retirarse son caricaturas de Uderzo y Goscinny cargando a Pierre Tchernia, que participó en las versiones de dibujos animados y con actores reales del álbum Astérix y Cleopatra.

La próxima semana: Las Meninas (2014), de Santiago García y Javier Olivares, narra cómo el famoso cuadro de Diego Velázquez se ha convertido en un verdadero icono cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios