UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA

Rutinas bajo cero

  • Científicos de campaña en la Antártida cuentan por videoconferencia cómo es el día a día a 13.000 kilómetros de distancia, a más de un millar de la zona habitada más próxima y con temperaturas que a lo sumo llegan a los dos grados bajo cero

Comentarios 0

Durante algo más de dos meses han cambiado la comodidad de los laboratorios en edificios centrales por el frío extremo de la Antártida. En concreto, por la base española Gabriel de Castilla, que se encuentra a 13.000 kilómetros de España y a un millar de la zona habitada más próxima y a la que se tarda en llegar entre tres y cuatro días a través de los fuelles de Neptuno. No son héroes, sino un grupo de científicos de varias universidades españolas, europeas y centros de investigación que desarrollan sus trabajos en la isla Decepción, en la que temperatura media no pasa de los dos grados bajo cero en verano.

Para conocer cómo es su forma de trabajo, la Universidad de Córdoba (UCO) llevó a cabo el pasado 21 de febrero una videoconferencia con ellos y en la que se dieron a conocer tres de la docena de proyectos científicos que se han llevado a cabo en esta base en los últimos meses. Uno de ellos está coordinado por el profesor Manuel Berrocoso, de la Universidad de Cádiz, y se centra en el el estudio geodésico y geotérmico, además de en el análisis de series temporales e innovación vulcanológica en la zona de la Península Antártica y las islas Shetland del Sur. Es decir, conocer la actividad volcánica de la zona. Al respecto, Berrocoso reconoció que la base se encuentra en una zona con actividad sísmica. En la base también se lleva a cabo un estudio sobre los parásitos en tres tipos de pingüinos de la zona, en relación con su respuesta inmune, el estrés oxidativo y su contribución al conocimiento del cambio climático. Su responsable es el profesor Andrés Barbosa, vicedirector del Museo Nacional de Ciencias Naturales, quien también abordó los recortes en el sector a preguntas de los asistentes. A 13.000 kilómetros de distancia de España, Barbosa demandó a las administraciones españolas que “tengan en cuenta la repercusión de los recortes en el futuro”.

La videoconferencia también sirvió para dar a conocer el estudio que llevan a cabo las universidades portuguesas de Lisboa y Evora sobre la capa congelada del suelo antártico y su relación con el cambio climático.

El comandante jefe responsable del funcionamiento de la base Gabriel de Castilla, nombre del navegante al que se atribuye el descubrimiento de la Antártida, es Álvaro Kromer, quien también puso de manifiesto a las bajas temperaturas a las que se han enfrentado durante su estancia en la Antártida. No en vano, en muchas ocasiones la sensación térmica a la que se han enfrentado es de 25 grados bajo cero, sobre todo, cuando las rachas de viento alcanzan los 120 kilómetros por hora.

Tras hacer referencia a estas temperaturas extremas que se registran en la base y explicar que los 12 integrantes de esta misión fueron elegidos entre 180 candidatos tras pasar un exhaustivo reconocimiento médico, el comandante jefe señaló datos algo más que curiosos. Por ejemplo, aspectos tales como que el agua que beben se la llevan embotellada desde España y que el agua dulce que utilizan para la higiene personal tienen que buscarla en un cráter a un kilómetro de distancia de la base a través de un sistema de bombeo.

También destacó que cuentan con un traje de supervivencia que en caso de caer al agua les permitiría permanecer con vida 20 horas, en caso contrario, el cuerpo humano sólo soportaría estas temperaturas alrededor de 20 minutos. No salir solo de la base, llevar transmisores, un mapa y GPS son, además, otros de los requisitos imprescindibles a cumplir por todo el personal, que tiene un horario específico que cumplir cada día. También señaló que elegir la isla Decepción como base de operaciones se debe a que en ella hay que “un volcán activo que despierta el interés de la comunidad científica”.

A preguntas de los asistentes a la videoconferencia, que se desarrolló en el salón de actos del Rectorado de la UCO, el comandante jefe no tuvo reparos en asegurar que los recortes también afectan tanto a las Fuerzas Armadas. A pesar del contexto económico, aseguró que el Ejército “seguirá con sus compromisos”, si bien, recuerda que “la campaña se ha flexibilizado con voluntad y trabajo”.

La jornada contó con la asistencia de un buen número de jóvenes alumnos del colegio Trinidad I, que no dudaron en formular sus preguntas a los científicos españoles de la Antártida. Por cierto, la actividad sísmica de la isla, los rayos solares y el ozono fueron los temas que más dudas levantaron entre la joven audiencia, a quien se animó con esta iniciativa a acercarse al mundo de la ciencia y también al de las Fuerzas Armadas.  

más noticias de CÓRDOBA Ir a la sección Córdoba »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios