Ciencias del Deporte

PREVIENE, un proyecto para incentivar la actividad física en escolares

  • El investigador Pablo Tercedor encabeza este estudio que ha sido galardonado por el Gobierno en los Premios Estrategia NAOS

Pablo Tercedor Sánchez, investigador que lidera el proyecto PREVIENE Pablo Tercedor Sánchez, investigador que lidera el proyecto PREVIENE

Pablo Tercedor Sánchez, investigador que lidera el proyecto PREVIENE / Archivo (Granada)

Promover estilos de vida activos en base al problema que tenemos en España donde la actividad física que recomienda la OMS de una hora diaria lo cumplen solo uno de cada tres, es el objetivo del proyecto de investigación PREVIENE. Liderado por Pablo Tercedor Sánchez, investigador principal perteneciente al Departamento de Educación Física y Deportiva de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada, se pretende promocionar la actividad física desde el entorno escolar.

Para ello, Tercedor y su equipo de trabajo han puesto en marcha un proyecto que está integrado por cuatro subprogramas que intentan, dentro del calendario escolar, conseguir que las niñas (que son más perjudicadas por el sedentarismo) y los niños alcancen esos mínimos de actividad física diaria que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Así, se centran en analizar cómo van los alumnos al colegio, y es que el porcentaje de escolares que van caminando al centro es bajo y bajísimo los que van en bicicleta. Además, pretenden fomentar la práctica de actividad física durante la media hora del recreo, conseguir que durante la clase de Educación Física haya el mayor tiempo de actividad física moderada y vigorosa y por último, educar en el contexto familiar los hábitos del sueño.

Para todos estos subprogramas se requiere la colaboración de las familias, en especial para el cuarto programa. Y es que los escolares que duermen menos “son aquellos que tienen más problemas de salud, menos rendimiento académico, más niveles de obesidad y, por tanto, menor calidad de vida”, señala el responsable de PREVIENE.

“en Educación Física hay que sudar la camiseta. No se puede terminar una clase y tener más energía y ganas de moverse que antes de la misma”.

Para desarrollar el proyecto, cuentan con la colaboración de siete centros escolares en Granada además de los alumnos. Así, para analizar si un niño es activo o no, se les instala un acelerómetro que aporta una serie de datos muy relevantes.

Entre otras medidas, durante el recreo, los investigadores les proporcionan a los maestros una serie de juegos e ideas, además de material, que animen a los niños a ser activos. Cuando vuelven al aula, existe una lista en la que cada niño que ha hecho algún tipo de actividad física se apunta, un autocontrol que es un sistema ‘competitivo’ para los protagonistas. Tercedor lo explica muy gráficamente: “Si Carmen ha jugado, yo quiero hacerlo mañana porque quiero ser más activa que Carmen”. Además, en el aula se coloca un sistema de cartelería con mensajes muy sencillos que animan a los escolares a ser activos.

Pero también hay obstáculos que superar. Uno de ellos es la “excesiva teorización de la Educación Física. Y es que muchas veces en esta asignatura no se emplea el movimiento que es la clave de la misma”. De los 45 minutos de cada clase, 22,5 minutos deberían estar ocupados por actividad física de intensidad moderada a vigorosa. Pues bien, según los indicadores que manejan los investigadores, “tampoco llegamos a ese 50% de actividad física en cada clase. En este sentido, un grupo de expertos han elaborado una serie de sesiones con las cuales los escolares van a ser más activos en clase. Este plan lo hemos aplicado en PREVIENE y nuestra primera impresión es que no se va a llegar a ese mínimo porque las tareas que proponen no son tan atractivas para los niños como se pretendían”, apunta el investigador de la UGR.

En términos coloquiales, como indica, “en Educación Física hay que sudar la camiseta. No se puede terminar una clase y tener más energía y ganas de moverse que antes de la misma”.

Este proyecto ha sido premiado por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) con uno de los Premios Estrategia NAOS en su X edición. Al hilo, Pablo Tercedor señala que “la estrategia NAOS trata de dar respuesta al problema que tenemos en España que es el bajo nivel de actividad física y los malos hábitos alimenticios y lo que hace es incentivar a los grupos de investigación para que contribuyan a la solución de ese problema”.

Un galardón que supone “un responsabilidad, pues el Ministerio lo que premia es la idea porque aún no tenemos resultados al estar en nuestro primer año. Es una responsabilidad pero también una motivación para seguir adelante. Con este premio nos encantaría dar a conocer PREVIENE”. De hecho, todo aquel que quiera colaborar puede ponerse en contacto por medio de su cuenta de correo electrónico: previene@ugr.es.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios