Asesor de la reforma educativa uruguaya

  • El Gobierno de Tabaré Vázquez plantea introducir la inteligencia emocional en el aula en un proyecto financiado por Unicef.

El Gobierno de Uruguay ha acudido al catedrático Pablo Fernández Berrocal para que participe como asesor en la reforma educativa, financiada por Unicef, que aborda el Ejecutivo que preside Tabaré Vázquez y que contempla introducir la inteligencia emocional entre los conceptos trasversales de la formación que reciben los niños.

El Gobierno de José Mújica fue el que puso sobre la mesa la reforma del sistema educativo que contempla ampliar la educación básica, de modo que comience con tres o cuatro años y alcance hasta los 14 ó 15, para seguir con una segunda etapa formativa para adolescentes de entre 16 y 18 años. Los primeros esbozos de aquella propuesta los continúa ahora Tabaré Vázquez, sucesor de Mújica, en las elecciones celebradas en diciembre de 2014 y consideradas unas de las más limpias y modélicas en la región. Unicef participa en el programa con el propósito de favorecer la igualdad y equidad en las diferentes etapas formativas.

La participación de Fernández Berrocal consiste ayudar a introducir la inteligencia emocional en el aula modo que no se conviertan en una materia al uso, sino en un concepto que se inocule en las personas. “Hay que cambiar la escuela para cambiar la sociedad”, resume el catedrático de la Universidad de Málaga.

Los recortes en investigación han hecho ver al equipo de Fernández Berrocal la necesidad de encontrar canales alternativos a la investigación. En este sentido, lamenta que sólo haya podido disponer de 20.000 euros, proporcionados por un proyecto nacional de I+D, y un becario, aportado por la Junta de Andalucía, para llevar adelante el proyecto sobre inteligencia emocional y agresividad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios