INVESTIGAR EN HUELVA

Energía limpia al alcance de todos

  • La Universidad de Huelva realiza una unidad autónoma de energía eléctrica que utiliza recursos ecológicos. La idea es que esté disponible para los equipos de emergencia a finales del año 2017.

Paneles solares de la unidad de generación. Paneles solares de la unidad de generación.

Paneles solares de la unidad de generación. / ALBERTO DOMÍNGUEZ

Paneles solares de la unidad de generación. / ALBERTO DOMÍNGUEZ.

La tecnología andaluza ha dado un paso importante en el uso de las energías renovables. Se trata, en concreto, del Proyecto Aurora, incentivado por la Universidad de Huelva (UHU) en colaboración con Sacyr y dos pymes: Kemtecnia, ubicada en San Juan del Puerto (Huelva) y la gallega Ariema Enerxía. Se trata de un sistema que permite un despliegue muy rápido ante situaciones de catástrofes naturales como, por ejemplo, donde los gobiernos y ONGs tienen que actuar de forma inmediata. "La idea está basada en que lo prioritario es disponer de energía eléctrica en este tipo de situaciones”, afirmó José Manuel Andújar, catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la institución onubense. 

El proyecto fue presentado en el Campus del Carmen de la UHU, donde se desplegó el primer prototipo de la unidad autónoma que permite generar energía renovable. El objetivo es resolver la necesidad de abastecer de energía sitios recónditos del mundo o afectados por alguna catástrofe. Y, todo ello, sin generar ningún residuo ni agresión al medio ambiente en el lugar donde se instale. Su nombre está inspirado en la diosa romana que personifica el amanecer, ya que su misión es ofrecer luz en momentos de oscuridad

El grupo de investigación Control y Robótica, TEP-192 de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Huelva, dirigido por  Andújar, es el artífice del proyecto. El científico explicó que “Aurora es una unidad autónoma generadora de energía eléctrica de fácil transporte (por avión, barco, tren o camión) y montaje muy ágil, que va integrada en dos contenedores estándar similares a los que se ven estibados en los puertos”. Hasta ahora lo que se utiliza son grupos electrógenos que necesitan suministros de gasoil, gasolina u otros combustibles desde estaciones base lo que, además de ser muy costoso, reduce las capacidades en el campo de operaciones. A estos inconvenientes habría que añadir ruidos y contaminación por gases de escape.

Aurora dispone de un brazo-grúa y permite un despliegue casi automático del sistema completo que puede realizar una sola persona mediante un sistema de gestión que permite su control de forma remota a través de internet, radio o satélite. Ello servirá para monitorizar su funcionamiento en la distancia, evitándose así que ante cualquier problema tengan que realizarse desplazamientos técnicos desde Huelva, donde está programado el brazo robótico, hasta el campo de operaciones, que puede estar en la otra parte del mundo.

El sistema no requiere de suministro externo alguno y, una vez que se despliega, enseguida está dispuesto para ofrecer energía de forma permanente. Una energía limpia que se nutre de la solar y la eólica. Además, genera hidrógeno y oxígeno de forma renovable.

Así, ante una situación de catástrofe, Aurora permite poner a disposición de los equipos de emergencia energía eléctrica de forma independiente y autónoma, de modo que aunque se hayan deteriorado las vías de suministro de combustible como consecuencia de un suceso devastador, la unidad funciona como una isla. Para conseguir generar energía eléctrica durante las 24 horas y lograr que el sistema sea autosuficiente, esta unidad consta de paneles fotovoltaicos, turbinas eólicas de alto rendimiento y pilas de combustible.

El proyecto se ha desarrollado íntegramente en la Universidad de Huelva. Tiene un objetivo directo de transferencia tecnológica a las empresas para que lo exploten. El prototipo se ha construido, con la financiación del Ministerio de Economía y ahora hay que optimizarlo para su construcción en serie. Esta fabricación también se pretende que se lleve a cabo en Huelva.

Aurora será comercializado en diferentes potencias, la del prototipo desarrollado es de 30 kw que daría respuesta, por ejemplo, a un hospital de campaña o una escuela. La idea es que el prototipo definitivo, al que se le tiene que añadir el uso alternativo del hidrógeno como recurso a las energía solar o eólica, alcanzará los 100kw, lo que puede abastecer a un pueblo de pequeñas dimensiones. Se prevé que para finales de 2017 esté el proyecto completo.

El consorcio de empresas participantes en el proyecto está liderado por la constructora Sacyr. Ariema Enerxia está especializada en tecnología del hidrógeno mientras que la compañía onubense Kemtecnia está centrada en energías renovables.

La innovación del proyecto ha permitido que se hayan realizado dos patentes. El responsable de I+D+i de Sacyr, Antonio Ramírez, indicó que “ya llevamos tiempo trabajando con la UHU y es por lo que surgió la idea de contar con una unidad móvil de estas características” que puede tener múltiples uso en el mundo de la construcción, industria, defensa, labores humanitarias…

La portavoz de Kemtecnia, Mar Curcho, reiteró la importancia del proyecto y las patentes a las que ha dado lugar a causa, principalmente, de su carácter innovador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios