INVESTIGAR EN HUELVA

Envases 'bio'

  • La científica María Cuaresma Franco participa en un proyecto europeo, dotado con nueve millones de euros, que busca fórmulas para conseguir biopolímeros a partir de estos organismos unicelulares

Comentarios 0

La Universidad de Huelva investiga cómo obtener plásticos de las microalgas. El objetivo es conseguir biomoléculas que puedan usarse en la producción de polímeros industriales, sin necesidad de recurrir al petróleo, con las enormes ventajas medioambientales y económicas que supondría.

Esta nueva línea de investigación en un área en la que la universidad trabaja desde hace dos décadas ha surgido a partir del proyecto europeo Splash (Sustainable Polimers from Algae and Hydrocarbons) en el que participan 20 grupos científicos de universidades y empresas, financiado con cargo al VII Programa Marco de la UE con nueve millones de euros.

La finalidad es que polisacáridos e hidrocarburos producidos por las microalgas puedan ser usados como materia prima en la elaboración de plásticos -poliésteres y poliolefinas-: envases, cuerdas o fibras entre otras aplicaciones.

La Universidad de Huelva participa en este proyecto a través del grupo de investigación Biotecnología de Algas y de la científica María Cuaresma Franco, responsable de coordinar la optimización del cultivo de microalgas y de maximizar la producción de las moléculas de interés que derivarán en polímeros.

Toda la actividad investigadora, que se desarrollará a lo largo de cuatro años, desembocará en una fase final de demostración, que cerrará el ciclo con la fabricación de los polímeros (incluyendo la fase de extracción de los compuestos de interés de las microalgas y su formulación definitiva). Con posterioridad será necesario adaptar el proceso para su implantación industrial, tarea que desempeñará la empresa privada.

La investigadora Cuaresma Franco tiene ya una amplia experiencia en la investigación de las microalgas. Licenciada en Ciencias Ambientales en Huelva, realizó su tesis doctoral en ingeniería de bioprocesos (optimización del cultivo de microalgas en fotobiorreactores). En la actualidad es doctora por las universidades de Wageningen (Holanda), donde ha trabajado los dos últimos años hasta su regreso a su tierra natal para realizar este proyecto, y por la de Huelva, en la que obtuvo el premio extraordinario de doctorado.

Para la investigación en microalgas, la Universidad de Huelva dispone de un auténtico tesoro: el Centro Internacional de Estudios y Convenciones Ecológicas y medioambientales (Ciecem), situado en Matalascañas, en el que trabajan actualmente alrededor de una decena de investigadores en el campo de la biotecnología de microalgas. Sus instalaciones y condiciones climatológicas son dos valores que le hacen especialmente atractivo y uno de los elementos que impulsó la estrecha colaboración que mantiene la Universidad de Huelva con la holandesa de Wageningen, pionera en el estudio de microalgas, con una reconocida cualificación en ingeniería de bioprocesos, pero siempre con el hándicap de la climatología ya que, según explica Cuaresma Franco, “el cultivo precisa de dos condiciones fundamentales: disponibilidad de luz y temperaturas moderadas, lo que sí se encuentra en Huelva”.

El Ciecem dispone, además, de una planta piloto de cultivo de microalgas que le deja muy bien situado en este ámbito de la investigación.

más noticias de INVESTIGACIÓN Ir a la sección Investigación »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios