CÁDIZ

Investigadores de la UCA participan en un proyecto para desarrollar mejores envases para la alimentación

  • El proyecto EFI-PACK, liderado por la empresa Bandesur Alcalá, pretende lograr recipientes mediante fabricación aditiva (impresión 3D) más respetuosos con el medio ambiente y más ligeros

Prototipo desarrollado por el equipo de investigadores.

El grupo de investigación Materiales y Nanotecnología para la Innovación (INNANOMAT), coordinado en la Universidad de Cádiz por el profesor Sergio Ignacio Molina, participa en un proyecto encaminado a la fabricación de envases para el sector de la alimentación a partir de composites con propiedades mejoradas mediante termoconformado de alta eficiencia. En esta iniciativa, denominada EFI-PACK y liderada por la empresa Bandesur Alcalá, también participa la firma Smart Materials 3D Printing

Esta iniciativa, que se encuentra enmarcada dentro del programa Feder Interconnecta 2015, cuenta con la participación de Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec) y la Universidad de Cádiz como organismos públicos de investigación. Su objetivo final es poner en el mercado envases que conserven mejor los alimentos, con materiales más respetuosos con el medio ambiente y más ligeros, lo que facilitará su transporte y almacenamiento.

El proyecto EFI-PACK responde a las demandas y puntos débiles que presenta actualmente el sector del envasado de alimentos. Por un lado, pretende desarrollar y optimizar un sistema de producción de envases alimentarios a partir de composites de espuma de poliestireno extruído (XPS) y tereftalato de polietileno (PET) con moldes elaborados mediante técnicas de fabricación aditiva (habitualmente más conocidas como técnicas de Impresión 3D). Por otro lado, pretende disminuir el impacto ambiental generado en la fabricación de envases mediante la incorporación de materiales respetuosos con el medio ambiente, la reducción de pesos respecto de los sistemas tradicionales y la eliminación de envases multicapas.

En la actualidad, la creciente demanda de envases y la mayor exigencia de los consumidores hacen que las empresas centren sus esfuerzos en la consecución de nuevos embalajes más sostenibles, eficientes y funcionales, hechos de un solo material. A la vez, deben adaptarse al mercado de forma competitiva, ofreciéndole al cliente nuevas morfologías y dimensiones que requieran en cada caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios