INVESTIGAR EN SEVILLA

Itálica, nuevo horizonte científico y tecnológico

  • La catedrática Pilar León-Castro lidera un nuevo proyecto para estudiar Itálica a la luz de la tecnología actual y resituarla en el mapa internacional de los grandes tesoros arqueológicos.

Vista de la imponente ciudad romana de Itálica. / JUAN CARLOS MUÑOZ

Investigadores de la Universidad de Sevilla trabajan en un nuevo proyecto de excelencia de la Junta de Andalucía, liderado por la catedrática de la Universidad de Sevilla Pilar León-Castro Alonso, con el que pretenden reflotar la antigua ciudad romana de Itálica como escuela de arqueólogos y situar este conjunto monumental a un nivel científico internacional de primer orden insertando en su investigación parámetros del siglo XXI.

Para ello, los expertos tienen prevista una prospección geofísica en zonas como el Traianeum o templo de Trajano y Cañada Honda, analizarán distintas piezas arqueológicas con nuevos escáneres láser y quieren penetrar en una nueva era científica en la que los estudios italicenses se adapten a nuevos parámetros de investigación, incorporen los avances tecnológicos y transformen el conocimiento. En este nuevo marco se introduce además la acción social y cultural, con la idea de que el laboratorio o campo de experimentación que es el yacimiento arqueológico otorgue otros rendimientos como es el incremento del turismo y la actividad cultural.

“Comenzamos a investigar allá por 1968 de la mano del profesor Blanco Freijeiro y debemos seguir trabajando para revitalizar y reactivar la investigación científica desde un punto de vista nuevo, innovador, orientado a indagar una realidad histórica y arqueológica necesitada de actualización”, afirma la catedrática de la Universidad de Sevilla y responsable del proyecto, Pilar León-Castro. El nombre de esta gran arqueóloga está íntimamente ligado al de Itálica. Es una de las personas que más ha aportado a la investigación del recinto, y que dirigió una de las grandes excavaciones en la ciudad en la que se descubrió el Traianeum, un lugar de culto dedicado a los emperadores nacidos en Itálica.

De este modo, los investigadores del equipo, formado por expertos de la Universidad de Sevilla y un grupo de investigadores ingleses, se identifican con el propósito de revitalizar los estudios sobre Itálica con una inyección tecnológica que provoque el efecto inmediato de obtener una síntesis fructífera entre procedimientos científicos basados en tecnologías actuales aplicables a la indagación arqueológica y procedimientos analíticos basados en los fundamentos de la arqueología humanística.

También se abordará la evolución económica, el comercio, las relaciones y las producciones, entre otras cuestiones a partir de la rica documentación arqueológica y de la cerámica, para aportar nueva luz sobre el entorno de una ciudad potente como fue Itálica, cuya parte más antigua permanece oculta bajo la localidad de Santiponce. La zona visible y visitable es la denominada Nova urbs.

El proyecto también contempla la protección y consolidación de los elementos y estructuras que surjan de las actividades arqueológicas programadas, en función de los nuevos tiempos y de las nuevas posibilidades. “En la actualidad no se entiende la intervención arqueológica en un yacimiento sin prever un proyecto de actuación encaminado a consolidar, proteger y restaurar los elementos y estructuras exhumadas”, señala Sebastián Jesús Vargas, investigador en este proyecto. 

Entre otros objetivos, se plantea relanzar la propuesta de crear en Itálica un centro de interpretación que conecte con la sociedad y que resulte rentable de cara al turismo y al dinamismo cultural con especial proyección sobre el pueblo de Santiponce, sobre el que se asienta esta antigua ciudad romana.

Todas estas actuaciones se realizan en un marco muy concreto que tiene como horizonte una fecha: el año 2017, cuando se cumplen 1900 años de la muerte del emperador Trajano y de la subida al trono de Adriano, ambos italicenses. Además, la nueva dirección de Itálica, comandada por Antonio Pérez, y el anuncio realizado el pasado mes de julio por la Fundación Itálica de Estudios Clásicos para que la antigua ciudad romana aspire a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, auguran que Itálica puede salir del ostracismo en el que ha estado sumida durante las últimas décadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios