INVESTIGAR EN GRANADA

Predecir un infarto, cuestión de habilidad numérica

  • Un estudio del centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de la Universidad de Granada demuestra que las personas con facilidad para los números tardan menos en buscar atención médica cuando está sufriendo un ataque al corazón, que los que carecen de esta habilidad.

De izquierda a derecha, Dafina Petrova, Andrés Catena y Rocío García-Retamero. De izquierda a derecha, Dafina Petrova, Andrés Catena y Rocío García-Retamero.

De izquierda a derecha, Dafina Petrova, Andrés Catena y Rocío García-Retamero. / UGR

Comentarios 0

“Imagine que tiramos un dado de cinco caras 50 veces. De estas 50 tiradas, ¿cuántas veces cree que saldría un número impar (1, 3, o 5) en este dado de cinco caras?”, si usted es capaz de comprender y resolver este test con facilidad, probablemente sepa actuar con rapidez ante los primeros síntomas de un infarto. Varias investigaciones han puesto de manifiesto que las habilidades numéricas predicen la toma de decisiones en varios contextos, especialmente cuando hay riesgo o incertidumbre. Algo que, además, puede salvarnos la vida. Sobre todo cuando se trata de detectar los síntomas de un posible infarto cardíaco y actuar a tiempo: según los expertos, recibir tratamiento durante la primera hora después del comienzo de los síntomas puede aumentar la probabilidad de sobrevivir hasta un 50%.

En este contexto surge la investigación llevada a cabo desde el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de la Universidad de Granada, en colaboración con el Hospital Universitario Virgen de las Nieves, la Universidad de Oklahoma (Estados Unidos) y el Instituto Max Planck (Alemania), que pretende buscar un motivo por el que a pesar de que el paciente cuenta con amplia información de los síntomas de un infarto, los índices de demora en solicitar asistencia sanitaria cuando estos se están produciendo no mejoran.

Dafina Petrova, una de las autoras de este trabajo de la Universidad de Granada, explica que “muchos pacientes que están experimentando un síndrome coronario agudo (lo que la gente suele conocer como un ataque de corazón) tardan mucho tiempo en tomar la decisión de buscar atención médica por sus síntomas, lo que hace que la probabilidad de complicaciones o muerte aumente de manera dramática”. Petrova señala que “durante los últimos años, hemos visto una mejoría significativa en los tiempos de espera que se deben al funcionamiento del sistema de salud. Sin embargo, la demora más larga e importante sigue debiéndose a la decisión del paciente de buscar atención médica”. La investigadora comenta que se han implementado varias intervenciones, la mayoría enfocadas en mejorar el conocimiento del público sobre los síntomas del infarto. “Sin embargo, la mayoría de estas han fracasado en reducir la demora. Por eso, como vía alternativa, estamos buscando factores psicológicos o cognitivos que pueden predecir esta demora”.

Toma de decisionesDe acuerdo con la investigación realizada en el seno de la Universidad de Granada y publicada en la revista Annals of Behavioral Medicine, se ha demostrado que las habilidades numéricas de los pacientes, en concreto sus habilidades prácticas de comprender y utilizar los conceptos de probabilidad y riesgo, predicen la demora en tomar esta decisión (básicamente, los que carecen de estas habilidades tardan más). Estas habilidades se miden con test de matemática cortos, que incluyen preguntas como, por ejemplo, "si tiramos una moneda al aire 1.000 veces, ¿cuántas veces cree que saldrá cara?". Estos cuestionarios, en cuyo desarrollo participaron los científicos de la UGR, están disponibles en la web http://www.riskliteracy.org/, pinchando en español, y al terminarlos, el sujeto recibe los resultados sobre sus habilidades.

“Estamos convencidos de que seguir investigando en la misma dirección nos va a ayudar a entender los procesos de toma de decisiones que causan la demora”, destaca Dafina Petrova. “Los resultados de nuestro estudio indican que el proceso de deliberación y la comprensión de los riesgos podrían ser de gran importancia (por ejemplo, basar la decisión en las posibles consecuencias graves y no en la probabilidad con la que podrían ocurrir)”. Además, los investigadores ven potencial en utilizar estos sondeos para identificar personas que tienen un riesgo alto de demorar la decisión de buscar atención médica, y así proporcionarles de antemano la información que les ayudaría a tomar una decisión mejor.

más noticias de INVESTIGACIÓN Ir a la sección Investigación »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios