INVESTIGAR EN CÓRDOBA

La UCO pone rumbo a Honduras para desarrollar el proyecto Roatán

  • Un grupo de alumnos de Biología recrearán entornos submarinos en 3D

  • El estudio persigue conocer la utilidad de los barcos hundidos para la biodiversidad submarina

Miembros del proyecto de la UCA liderado por Alberto Redondo. Miembros del proyecto de la UCA liderado por  Alberto Redondo.

Miembros del proyecto de la UCA liderado por Alberto Redondo. / (Córdoba)

El objetivo es realizar una recreación virtual en 3D de un arrecife de coral y un barco hundido mediante una técnica denominada fotogrametría. Y el lugar no está en ningún mar que baña a España, sino en Honduras. Los responsables de este proyecto, denominado Roatán -esta isla es la mayor de las Islas de la Bahía uno de los dieciocho departamentos de la república de Honduras, es un grupo de alumnos de Biología y profesores de la Universidad de Córdoba (UCO) que viajarán hasta el país hondureño a partir del 20 de junio, donde desarrollarán este singular proyecto submarino durante diez días.

Estudiantes se encargarán de grabar entornos submarinos para reproducirlos en modelos 3D que sirvan como recurso a investigadores relacionados con la biología marina.

El director del proyecto es el profesor de Zoología de la UCO Alberto Redondo, quien explica que este trabajo -único de estas características que se lleva a cabo en Andalucía- persigue estudiar la utilidad de los barcos hundidos para la biodiversidad submarina. Hasta Honduras se van a ir también alumnos de cuarto curso de de Biología de la institución académica de Córdoba, que se encargarán de grabar entornos submarinos para reproducirlos en modelos 3D que sirvan como recurso a investigadores relacionados con la biología marina. Y es que, según anota Redondo, el objetivo futuro de los estudiantes de esta expedición es poner en marcha una Empresa de Base de Tecnológica (EBT) dirigida al levantamiento en 3D de estructuras reales en todo tipo de ambientes. Es más, este docente de la UCO asegura que el proyecto “también tiene utilidad para el turismo como forma de crear miradores virtuales submarinos”. Pero aún hay más, porque, una vez que estén en Honduras este equipo tiene previsto realizar prospecciones en un barco hundido en el entorno de la isla.

Inmersiones en La Herradura Inmersiones en La Herradura

Inmersiones en La Herradura

La fotogrametría es una técnica, según detalla Redondo, “utilizada en recreaciones virtuales del patrimonio arquitectónico, presenta especiales dificultades en el caso de los fondos marinos, ya que, al margen de la diferencia del medio acuático, los fondos presentan irregularidades en las formas y detalles de las diferentes especies cuya reproducción resulta fundamental si se quiere que el material final pueda tener el uso científico y divulgativo que se requiere”.

240 horas de inmersión total

Para llevar a cabo este estudio fotográfico acuático, el equipo tiene previsto realizar tres inmersiones diarias, lo que supondrá 240 horas de inmersión en total. Para desarrollar este trabajo con éxito y sacarle el máximo provecho, los estudiantes llevan tres meses haciendo prácticas tanto en las piscinas del Campus Universitario de Rabanales de Córdoba, donde han reproducido los escenarios que encontrarán en el país americano como en inmersiones de prueba en playas de la costa granadina; en concreto, en la playa de La Herradura, en Almuñécar. Los integrantes del equipo han realizado un curso específico de buceo técnico para adquirir los conocimientos y destrezas necesarias para sumergirse en el océano y grabar sus fondos. Según la información facilitada por la institución académica, en estas prácticas en la costa tropical de Granada el equipo tuvo que emplear casi una hora en los trabajos previos que requiere cualquier inmersión -elección del lugar exacto, asignación de tareas en el equipo, chequeo de material y repaso de las medidas básicas de seguridad-.

Inmersiones en La Herradura Inmersiones en La Herradura

Inmersiones en La Herradura

A continuación, según los mismos datos, el grupo se sumergió para grabar una parcela de diez metros cuadrados de fondo marino delimitada previamente. Durante el tiempo que pasaron bajo el agua, los estudiantes hicieron más de 500 imágenes que servirán de base a la recreación en 3D del fondo marino y toda la biodiversidad que se esconde en este paraje de la costa tropical granadina. Para desarrollar esta iniciativa, el equipo cordobés ha contado con la colaboración del Instituto Hondureño de Turismo y la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios