INVESTIGAR EN SEVILLA

El sector turístico aplaude el apoyo público a las líneas de bajo coste

  • Un estudio del grupo Applied Economics and Management recoge el apoyo de hoteleros, restauradores, agencias de viaje y 'rent a car' de A Coruña, Granada, Jerez, Santiago y Sevilla a estas compañías aéreas porque mejoran su competitividad

Comentarios 0

Miembros del grupo de investigación Applied Economics anda Management de la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla consideran que las administraciones públicas deben favorecer la introducción de aerolíneas de bajo coste en sus respectivos aeropuertos, ya que de esta forma se incrementa sensiblemente el número de turistas en la ciudad. En el contexto del reciente viaje del presidente de Ryanair, Michael O'Leary, a España para negociar tasas aeroportuarias más bajas, este trabajo, financiado por AENA, desvela que el 54,6 % de los restaurantes, hoteles, agencias de viajes, empresas de alquiler de coches y otros establecimientos de ocio encuestados de A Coruña, Granada, Jerez, Santiago y Sevilla ven positivo esta discriminación positiva. Este trabajo ha sido publicado en la revista Tourism Management.

Para este estudio los expertos han tenido en cuenta la opinión de un total de 500 gerentes del sector turístico de lo que se desprende también que la mayor parte de este sector considera que las aerolíneas de bajo coste pueden ser sustitutos perfectos de las aerolíneas de red general y que incluso pueden ser mejores que éstas en muchos casos, concretamente en los segmentos del turismo cultural, sobre todo del de sol y playa. Como excepción, las agencias de viajes rechazan el modelo de gestión de estas compañías y critican especialmente una supuesta debilidad de estas aerolíneas a la hora de fomentar el turismo de congresos. Aunque la mayoría de los establecimientos turísticos de las restantes categorías, especialmente empresas de alquiler de vehículos y hoteles no comparten está posible debilidad.

El responsable principal de este trabajo, el profesor de la Universidad de Sevilla José Ignacio Castillo, comenta que aunque las contribuciones de los aeropuertos y el transporte aéreo con el auge del turismo internacional son bien conocidas, con esta investigación “queríamos saber qué visión tienen los profesionales del turismo urbano en España del fenómeno low cost y el impacto que estas compañías de bajo coste tienen en los diversos nichos del mercado turístico”.

De esta investigación se desprenden otros datos significativos como que la llegada de las aerolíneas de bajo coste ha contribuido al aumento del mercado turístico y de ocio en estas cinco ciudades además de crear nuevas oportunidades de negocio, mientras que al mismo tiempo con el auge de los últimos años ha surgido un acalorado debate en el sector sobre si los gobiernos locales y regionales deben poner en marcha políticas para la promoción del turismo, incluidas las posibles subvenciones a estas aerolíneas de bajo coste. En las zonas de influencia de los aeropuertos regionales mencionadas anteriormente se ha creado una corriente de simpatía hacia las aerolíneas de bajo coste, de hecho menos de un 15% de los responsables abogan por la no intervención de las administraciones públicas en favor de las aerolíneas de bajo coste. Lo que supone un apoyo claro a iniciativas como los comités de captación de nuevas rutas aéreas que se han ido implantando en Barcelona, Valencia o Galicia.

Esta visión positiva se basa en la creencia de que las aerolíneas de bajo coste han aumentado la competitividad de muchas de nuestras ciudades como destinos atractivos y sustitutivos de a la tradicional semana en la playa. “Este gran número de conexiones directas que ofrece las aerolíneas de bajo coste en comparación con los vuelos no directos ofrecidos por otras compañías ha favorecido asimismo estrategias internacionales más complejas entre los gobiernos locales para atraer al turista Europeo”, explica el profesor Castillos quien añade que este incremento de rutas directas también podría ayudar al desarrollo del turismo de cruceros en puertos próximos a aeropuertos regionales como Cádiz, Coruña y Sevilla, no sólo como escala sino como posibles puertos de embarque y desembarque.

En general, se ve que cuando se pregunta a los profesionales del sector sobre qué elementos definen la calidad de las aerolíneas, los encargados valoran en mayor medida aquellos que a su vez definen el modelo de las aerolíneas de bajo coste, como el que el vuelo sea directo, un precio bajo o la existencia de una buena página web que facilite la compra directa del billete. En cambio los factores menos valorados son las grandes fortalezas de las aerolíneas tradicionales, como la experiencia en el sector de la aerolínea y la presencia de un programa de pasajeros frecuentes.

Por último, los resultados muestran que el punto de vista crítico que defienden las agencias de viajes podría estar condicionado por el modelo de gestión desarrollado por las aerolíneas de bajo coste, que primero acabaron con la intermediación de las primeras en el proceso de venta de los billetes, para después convertir sus websites en verdaderas agencias de viaje on line, vendiendo a los pasajeros reservas de hotel, alquiler de coches, o incluso visitas turísticas o forfaits. Los autores del trabajo prevén que esta situación se acabe expandiendo a otros productos turísticos todavía con una labor de intermediación importante de las agencias como los cruceros. 

más noticias de INVESTIGACIÓN Ir a la sección Investigación »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios