Un 'tsunami' o un huracán entre Jaén y Albacete

  • El fenómeno, identificado por Matías Reolid, se produjo hace 230 millones de años arrastró restos de reptiles marinos · Los fósiles de 'nothosaurios', 'simosaurus' y 'pladocus' son los más antiguos hallados en Andalucía

Hace 230 millones de años, una vasta extensión entre Jaén y Albacete, denominada Cobertera Tabular, era una llanura colindante al mar. Las investigaciones realizadas por el paeleontólgo Matías Reolid indican que un fenómeno catastrófico del calibre de un tsunami o un huracán provocó que el mar entrara al menos 10 kilómetros tierra adentro a lo ancho de esa gran planicie, dejando tras de sí un reguero de huesos de reptiles arrastrados del fondo marino.

Las diferentes campañas de campo realizadas por este investigador de la Universidad de Jaén durante los últimos tres años han puesto de manifiesto que los fósiles se encuentran a lo largo de una franja de 30 kilómetros de longitud, entre Puente Génave (Jaén) y Bienservida (Albacete).

Desde hace años se conocía la existencia de fósiles de vertebrados en la provincia de Albacete. Sin embargo su estudio había sido meramente taxonómico. No explicaba cómo habían podido llegar hasta ahí.

El trabajo de Reolid ha puesto de manifiesto que los restos óseos llegaron hasta esa zona a consecuencia de una fuerte corriente de agua que invadió áreas emergidas. Esta es la razón por la que los investigadores de Jaén apuntan que debió ser un tsunami o un huracán el responsable de conducir restos existentes de nothosaurus, simosaurus y pladocus y acumularlos en determinadas zonas. De hecho, la mayoría de los fósiles se han localizado entre Villarodrigo y Las Atalayas, en Jaén. Se han hallado sobre todo vértebras y costillas, y en menor medida huesos de la pelvis, húmeros y elementos craneales.

Nothosaurus, simosaurus y pladocus no eran dinosaurios, sino reptiles adaptados al medio acuático. Los nothosaurus medían hasta tres metros de longitud, tenían los dientes largos y se alimentaban de peces.

El trabajo se ha desarrollado con la colaboración con investigadores de las universidades de Bristol (Reino Unido) y Hamburgo (Alemania). En el primer caso ha participado en el trabajo el experto en reptiles fósiles Mike Benton y en el segundo Jesús Reolit, también paleontólogo y hermano del director de esta investigación.

Estos son los restos fósiles de vertebrados más antiguos localizados en Andalucía hasta la fecha. Ligeramente posteriores son los yacimientos de icnitas de las localidades jienenses de Cambil y Santisteban del Puerto.

El experto de la Universidad de Granada Alberto Pérez-López halló a comienzos de la década de los 90 en Cambil seis huellas impresas en una zona de areniscas formada por depósitos fluviales. Pérez-López explica en su página web personal de la Universidad de Granada que las huellas de las manos son más pequeñas que las de los pies, que presentan cinco dedos gruesos de 32 centímetros de longitud. Estos datos le permitieron establecer que se trató de un reptil del triásico (225 millones de años) todavía poco conocido.

Además, en Santisteban del Puerto hay 24 huellas más dispuestas de tal forma que Pérez-López afima que debió de tratarse de varios vertebrados que caminaban agrupados. La impresión que dejaron las patas en esas areniscas del triásico indican que las huellas corresponden a bípedos que o bien se movían como los marsupiales de ahora o bien tenían tres dedos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios