INVESTIGAR EN SEVILLA

Las mesas turdetanas de Sevilla se vestían con las vajillas de cerámica púnica de Cádiz

  • El trabajo de fin de máster de la doctoranda Violeta Megías, galardonado con el premio Ciudad de Sevilla, analiza y cataloga 140 piezas en esta investigación sobre la cerámica de tipo Kuass

Un grupo de investigadores de la Universidad de Sevilla han demostrado que a finales de la II Edad del Hierro en el Bajo Valle del Guadalquivir, en concreto en la zona de la provincia de Sevilla, la sociedad turdetana de la época utilizaba vajillas de mesa (copas, platos de pescado, cuencos) y también lámparas y otros utensilios que se cree que se usaban para ceremonias y rituales, hechos de la cerámica tipo Kuass que diseñaban los púnicos en el área de Gadir (Cádiz). Estas conclusiones son fruto del trabajo fin de máster de la doctoranda Violeta Moreno Megías, que ha sido recientemente galardonado con el premio Ciudad de Sevilla a Proyectos de Investigación realizados en la Universidad de Sevilla y en la Universidad Pablo de Olavide.

Para el mismo se han identificado, analizado arqueométricamente y catalogado, más de 140 piezas del Museo Arqueológico de Sevilla y del Museo de la Ciudad de Carmona, muchas de ellas mal clasificadas hasta este momento ya que la cerámica tipo Kuass era prácticamente desconocida hasta el año 2003, cuando la investigadora gaditana Ana María Niveau de Villedary publicó un trabajo sobre este tema.

“Kuass es el nombre de la ciudad norteafricana donde se identificó por primera vez esta cerámica originaria de la Bahía de Cádiz”, explica Moreno Megías. “Seleccionamos el estudio de esta cerámica en concreto porque nunca se había investigado de manera individualizada en esta área geográfica, y, además, porque nos permitía analizar el verdadero papel que había jugado la zona de la Turdetania en las dinámicas comerciales, políticas y culturales del Círculo del Estrecho, con las que estaba estrechamente conectada mediante el eje vertebrador del río Guadalquivir”.

Esta cerámica nació en el área de Gadir siguiendo los modelos de la cerámica ática de barniz negro a partir del momento en que esta producción de lujo dejó de ser importada desde Grecia pero se cambió el revestimiento negro por los tonos rojizos o castaños típicos de la cerámica púnica, mientras se mantenían los perfiles helenísticos y las características decoraciones de estampillas.

Hasta el momento, se había considerado que esta cerámica había sido consumida en las comunidades turdetanas sólo de manera esporádica, como bien de lujo y siempre seleccionando las formas según los gustos cotidianos turdetanos. En cambio, la revisión de materiales procedentes de excavaciones realizadas en los principales núcleos del Bajo Guadalquivir ha permitido observar la plena participación de estas poblaciones en las tendencias y modas originadas en el área púnica costera.

“Con nuestra investigación hemos podido confirmar la existencia de imitaciones fabricadas en talleres locales, creando una versión propia de la vajilla de tipo Kuass y demostrando la existencia de una demanda específica y unos gustos más influidos por los vecinos púnicos de lo que se pensaba, en un periodo comprendido, al menos, entre finales del siglo IV a.C. y los primeros momentos de la presencia romana”, asegura la autora de esta investigación.

El uso de la cerámica de tipo Kuass conforma así la “gaditanización” de los gustos turdetanos y como las comunidades del interior del Bajo Valle del Guadalquivir, que vienen a coincidir con actuales asentamientos de la provincia de Sevilla, se contagiaron de influencias centromediterráneas que llegaron, ya filtradas, a través de los centros púnicos del área de la Bahía de Cádiz.

Poco después, los cambios demográficos asociados a la entrada de contingentes poblacionales itálicos y la entrada de nuevas modas en los modos de servir y consumir los alimentos provocarán el auge de la cerámica campaniense, que coexistirá con la vajilla de  tipo Kuass de inspiración helenística hasta que la sustituya por completo en el mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios