Lo último en olivar ecológico

  • El equipo del jienense Antonio García propone el pastoreo y el uso de cubiertas vegetales que incluyan insectos que devoran las plagas que atacan a los olivos en lugar de pesticidas y herbicidas

El grupo de Geobotánica y Palinología que dirige Antonio García en la Universidad de Jaén también desarrolla una línea de trabajo para ofrecer alternativas ecológicas y naturales al uso de pesticidas y herbicidas en los cultivos que también sean capaces de favorecer un desarrollo sano y equilibrado sin agotar los recursos naturales del suelo. El equipo se ha centrado en el estudio del olivar, para el que proponen cubiertas vegetales que frenen la erosión del suelo, rebaños de ovejas que pasten y estercolen el terreno, el estudio de los niveles de polen para predecir cosechas o el uso de plantas que albergan insectos que devoran a las plagas del olivar, entre otras técnicas.

Antonio García indica que cuando "no hay vegetación el suelo se erosiona más rápidamente, especialmente en los olivares que están en pendiente ya que cuando llueve el agua arrastra mucha tierra”. Desde ese punto de vista las cubiertas vegetales ofrecen mayor resistencia al viento y al agua, lo que evita el uso de máquinas agrícolas destinadas a cubrir con tierra las zanjas que se generan tras las tormentas. El  equipo estudia la posibilidad de incluir en estas cubiertas plantas que albergan determinados insectos que se alimentan de las principales plagas del olivar. De esa forma se podría reducir el uso de pesticidas y herbicidas y solucionar el problema de las plagas de una manera ecológica.

Otra de las líneas de acción del grupo consiste en estudiar los niveles de polen para predecir el volumen de la cosecha venidera. Una tarea para la que la Universidad de Jaén uenta con una estación de medición en la azotea de uno de sus edificios. Los investigadores elaboran modelos matemáticos a partir de determinados valores ambientales del olivar como temperatura, precipitaciones, polen y otros parámetros para crear predicciones concretas. Estos datos se publican en la Red Andaluza de Aerobiología con el objetivo de que sean accesibles para los agricultores.

El uso del ganado

“El pasto del ganado en el olivar tiene varios beneficios para el agricultor, el ganado actúa como segadora para la vegetación del suelo, transforma esa materia vegetal en estiércol que alimenta el suelo y cierra así el ciclo biológico. Por otro lado supone un valor añadido para su propietario: el de la carne”, explica Antonio García. Los investigadores han observado el comportamiento de distintos animales para saber cuál es el más adecuado. “La oveja es la ideal, en concreto las razas que no dañan los árboles”, subraya el responsable del grupo, quien añade que el ganado bovino o equino es demasiado pensado, y que las cabras trepan por las ramas del olivar y se comen sus hojas.

“El objetivo final es que este agrosistema perdure en el tiempo y sea sostenible”, subraya Antonio García, quien destaca que el grupo organizará en octubre diversas jornadas informativas y de transferencia para informar y motivar a los agricultores a que incorporen medidas ecológicas en sus fincas, gracias a un convenio de la Universidad de Jaén con la Diputación de Jaén. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios