SEVILLA

Más de 170 niños participan en las actividades deportivas estivales de la Universidad Pablo de Olavide

  • La institución académica pone en marcha un año más esta iniciativa para menores de entre 3 y 14 años, con el objetivo de conciliar la vida laboral y familiar del personal de la institución durante el verano.

Imagen de una de las actividades para niñas y niños de la UPO.

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) ha puesto en marcha un año más la XII edición de la Escuela Deportiva de Verano y la IV edición de la Pequescuela. Actividades que cuentan con la participación de 176 niños de entre 3 y 14 años. De este total, 56 menores participan por primera vez en las escuelas de verano, lo que supone un tercio de los inscritos.

La UPO pretende así fomentar entre los más pequeños los estilos de vida saludables a través del deporte y de actividades culturales, lúdicas y creativas, al mismo tiempo que se contribuye a la conciliación de la vida laboral y familiar de sus padres. La Escuela Deportiva de Verano, destinada a niños de entre 6 y 14 años, cuenta con la participación de 135 niños, mientras que en la Pequescuela Deportiva de Verano participan 41 niños con edades comprendidas entre los 3 y 6 años, siempre que no hayan comenzado a cursar Primaria. Los niños de la Pequescuela se dividen, además, en dos grupos para adaptar mejor las actividades a su edad: un grupo de niños de 3 a 4 años y otro de niños de 5 y 6 años. Mientras que la Escuela Deportiva se divide en tres grupos: niños de primero y segundo de Primaria, de tercero, cuarto y quinto de Primaria y de sexto y ESO.

Este año, tanto la XII Escuela como la IV Pequescuela Deportiva de Verano se presentan bajo el lema La UPO en Río 2016. El objetivo es que los niños se diviertan y aprendan jugando con diferentes talleres y actividades relacionadas con los Juegos Olímpicos en un marco ludomotriz y de fomento de los valores educativos. Se trata de favorecer un clima de afecto y confianza, fomentar actitudes socializadoras, de igualdad de oportunidades, promover el desarrollo de actitudes básicas de convivencia y transmitir el placer por el juego motor.

Cada jornada se organiza para que los participantes puedan realizar al menos una actividad deportiva y una o dos actividades a modo de taller adaptadas a las edades e intereses de los niños. También disponen de dos periodos de tiempo separados donde alternarán juegos libres (elegido voluntariamente de entre una variedad de posibilidades) y juegos dirigidos por personal técnico, focalizando en ellos los objetivos de la Escuela y Pequescuela.

En ambas iniciativas participan los hijos de los miembros de la Universidad Pablo de Olavide -un 88 por ciento- y también hijos de los vecinos del entorno. Esta actividad del Servicio de Deportes (SDUPO) nace con la intención de facilitar la conciliación de vida laboral y familiar del personal de la Universidad y del entorno en este mes de vacaciones para los niños, y con el fin de que éstos se diviertan, se relacionen y adquieran hábitos saludables de vida.

Las actividades de la Escuela Deportiva y de la Pequescuela de Verano de la Universidad Pablo de Olavide se celebran de 9:00 a 14:00 horas de lunes a viernes, desde el 23 de junio al 29 de julio, dentro del campus universitario. También hay un servicio de ludoteca de 8:00 a 9:00 horas y de 14:00 a 15:00 horas. El programa ha sido confeccionado por la Dirección General del Deporte a través del Servicio de Deportes de la UPO, que supervisa el programa diario de trabajo.

En el desarrollo de las actividades participa el personal del Servicio de Deportes (Técnicos Deportivos, Maestros y Licenciados en Educación Física y Deportes), así como monitores específicos con experiencia en actividades de tiempo libre, recreación, animación y ocio. Además, una diplomada universitaria en Enfermería prestará la asistencia sanitaria necesaria durante la celebración de estas actividades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios