UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Diez asociaciones vertebran las inquietudes universitarias

  • Las organizaciones de carácter profesional o cultural agrupan a más de 600 miembros de la comunidad académica

Comentarios 0

¿Qué tienen en común un amante del rock, del medio ambiente, de la fotografía o de la literatura? Todos tienen cabida en cada alguna de las diez asociaciones surgidas en la Universidad Pablo de Olavide, que en conjunto agrupan a más de 600 socios. Según Miguel Regué, coordinador de las asociaciones estudiantiles de esta universidad, “el tejido asociativo de la Olavide está atravesando una etapa muy positiva debido al interés que los estudiantes de la UPO están mostrando hacia las asociaciones, interés que se ve reflejado tanto en la creación de asociaciones nuevas como en la participación en cada una de ellas”.

En la Universidad Pablo de Olavide coexisten diez asociaciones que se podrían dividir en dos grupos: organizaciones profesionales, que defienden los intereses de alumnos que comparten un mismo perfil profesional, y culturales, que son aquellas que fomentan la actividad fuera de las aulas. Son asociaciones que recogen las inquietudes de los estudiantes que no sean puramente académicas. “En ambos casos, se trataría de fomentar las relaciones sociales y transmitir valores como el compañerismo y la amistad, que son tan enriquecedores para la vida de un estudiante e incluso para la profesión a la que aspira cada uno como la adquisición de conocimientos académicos”, afirma Miguel Regué.

Respecto a las asociaciones profesionales, por un lado se encuentra la Asociación Sevilla de Estudiantes de Criminología, cuya función es organizar actividades e informar sobre asuntos de interés relacionados con la criminología a nivel local, provincial y estatal. Por otro lado ASCIPO Babel, que representa a los estudiantes de Ciencias Políticas de la UPO llevando por bandera el SICE (Simulacro Integral del Congreso Español). Esta organización ha llevado a cabo numerosas actividades de oratoria, orientación profesional y conferencias, tanto dentro como fuera de nuestro campus.

La asociación Terra Viva, que aglutina a los estudiantes de Ciencias Ambientales y además de promocionar actividades para el desarrollo y posterior salida laboral de estos estudiantes también tiene como objetivo intervenir en el medio ambiente y hacer que la sociedad se sensibilice ante el impacto ambiental a través actividades como la reforestación, salidas para observación del hábitat, jornadas de formación y ponencias. Finalmente la Asociación de Biotecnólogos de Andalucía (ASBAN), surgida en la Pablo de Olavide con el objetivo de promover el perfeccionamiento profesional de sus miembros, fomentar la divulgación y la comunicación científica y empresarial.

Por otro lado, en la lista de las asociaciones culturales se encuentra la Asociación Rock UPO, que reúne a aquellas personas amantes de la música rockera o metalera, llevando a cabo actividades como clases musicales, organización de conciertos y festivales y la promoción de la música sevillana por medio de publicidad. La Asociación de Cultura Universidad y Ocio (CUO) se encarga de fomentar las actividades extracurriculares del campus, desde juegos de mesa, pasando por el softcombat a proyección de video forum o el reciente torneo de LOL (juego de ordenador por internet).

Contrafoto21 nace como iniciativa de un grupo de estudiantes aficionados al arte de la fotografía con el fin de mostrar la realidad de los movimientos sociales. H de Humanidades es una iniciativa cultural de estudiantes de la Facultad de Humanidades que además de ofrecer un medio de publicación de textos sobre literatura, música y cine, concursos de relatos o ciclos de cine. Llamalo X es una sede en la UPO de la LGTB (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales) para promover la igualdad entre el colectivo, quitar tapujos y estereotipos en la universidad. Además de estas asociaciones, también colaboran los colectivos Sáhara UPO y Movimiento de Acción Estudiantil (MAE).

Por último, la Asociación de Antiguos Alumnos de la UPO, que no figura en esta clasificación, y su objetivo principal sería favorecer la vinculación entre la universidad y sus egresados.

La creatividad, el ocio y las aficiones no están por tanto reñidos con la Universidad, al contrario, sirven de complemento para la vida universitaria. “Animo a todos los estudiantes que tengan inquietudes a crear nuevas asociaciones, ya que nuestra filosofía es que haya cabida para todo aquel que quiera dar a conocer sus intereses y motivaciones. Posiblemente hay gente que comparte esas aficiones y que quiera unirse”, señala Miguel Regué.

más noticias de PABLO DE OLAVIDE Ir a la sección Pablo de Olavide »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios