obituario

Paloma: se apaga la voz de Roma

  • Fallece a los 82 años Paloma Gómez Borrero, contertulia, vaticanista y correponsal de TVE durante 12 años.

Paloma Gómez Borrero. Paloma Gómez Borrero.

Paloma Gómez Borrero. / Alberto Morales

Comentarios 2

Con una voz calmada que relataba casi celestialmente los logros, cuitas e incluso intrigas de Juan Pablo II, la asociamos a la corresponsalía de TVE en el Vaticano, aunque esa labor se extendió durante mucho menos tiempo de lo que la memoria pretende afirmar. En 1983 el entonces director general del ente público, José María Calviño, decidió unir en una sola persona la corresponsalía de Roma y, por tanto, prescindir de la más apegada a San Pedro. Pero de lo que hubiera supuesto un varapalo de corte político e ideológico , vestido de razón económica (cuando en la TVE del monopolio, controlada en ese momento por el guerrismo, no se miraba por ningún ajuste), Gómez Borrero se sobrepuso sin sobresaltos. Pasó a la Cadena Cope, trabajo que duró hasta 2012, yendóse con Jiménez Losantos a es.Radio. Siempre tuvo un gesto amable ante cualquier aparición, colaboración o entrevista en el resto de medios, incluida TVE. Ese tratamiento siempre jovial y generoso generó esa sensación de que Paloma Gómez Borrero siempre estuvo muy cerca de todos nosotros, compartiendo risas con las imitaciones de Millán Salcedo. Esta experta vaticanista, cocinera divulgadora y aún más especialista de Roma y en sus rincones (impagable su recorrido por Los fantasmas de Roma), se casó con un piloto, Alberto de Marchis, y se movía por la capital italiana con la soltura y altura de su nombre. Paloma fallecía ayer a los 82 años, tras encarar un cáncer de hígado. La dolencia no le impidió estar hasta última hora en Amigas y conocidas, en el mediodía de La 1, con Inés Ballester al frente, heredera de los mejores tiempos de María Teresa Campos donde fue también fue inquieta contertulia. Amigas y conocidas fue su última sonriente aportación a la televisión, medio donde narró las sucesiones en el Vaticano del presente siglo, en Popular TV y en 13 TV. Desprendida y didáctica con Benedicto XVI y el actual papa Francisco, vivió toda la prolongada trayectoria de Juan Pablo II, a quien profesó veneración, acompañándole en sus 104 viajes. Ya había contado a los espectadores de TVE los últimos años del decisivo Pablo VI y el fugaz paso de Juan Pablo I. Fue en 1971 la primera corresponsal de la tele, una mujer amable y preparada cuando apenas se asomaban mujeres periodistas por la cadena pública. De familia de origen castrense, antes de recalar en TVE se forjó en la prensa escrita, como corresponsal de Sábado Gráfico en distintas ciudades.

Su voz en las crónicas de RTVE forman parte de la memoria entrañable de la cadena pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios