La abogada cercana cede el testigo a la modelo distante

  • Michelle Obama y Melania Trump son dos mujeres muy diferentes tanto físicamente como en sus pensamientos.

Michelle Obama y Melania Trump. Michelle Obama y Melania Trump.

Michelle Obama y Melania Trump. / EFE

Una de las grandes diferencias que habrá a partir de este miércoles en la Casa Blanca es la Primera Dama. Michelle Obama deja paso a Melania Trump. Si Barack Obama y Donald Trump son totalmente opuestos, sus mujeres no son menos. Nada tienen que ver la una con la otra ni por fuera ni por dentro.

Los estadounidenses dicen adiós a Michelle con nostalgia. Es muy querida y tras ocho años como la mujer que ha estado al lado de uno de los hombres más influyentes del mundo cuenta con una gran reputación.

Antes de llegar a la Casa Blanca trabajaba como abogada en un prestigioso bufé de abogados en Chicago, donde vivía junto a Barack y sus hijas Malia y Sasha. Al principio le costó asumir el giro que iba a dar su vida. Tenían una rutina estable y consolidada, no le gustaba la popularidad y tampoco era amante de la política. Pero el amor por su marido, a quien conoció cuando ella tenía 25 años y el 27, le hizo seguirle en su sueño de ser el presidente de los Estados Unidos.

Durante los ocho años que Michelle ha estado en la Casa Blanca su evolución ha sido notable. En los comienzos estaba más dedicada a sus hijas y sus apariciones no eran frecuentes, pero en los últimos tiempos sus apariciones públicas tanto junto a su marido como en solitario han ido a más. Se ha mostrado como una mujer divertida, convincente, madre de familia, buena esposa y gran profesional. Se ha erigido como defensora de causas de mujeres y niños y ha defendido la buena alimentación y el medio ambiente.

En estos años su estilo también ha cambiado. Cada vez se ha preocupado más por la moda, cuando ha acudido a algún país se ha preocupado por vestir de diseñadores de allí y se ha mostrado cada vez más cómoda con vestidos y tacones. Ahora deja el listón muy alto a una sucesora que ella no ve con buenos ojos.

La biografía de Melania Trump es muy distinta a la de Michelle. Lo único que tienen en común es el discurso que la mujer de Trump pronunció durante la campaña y que fue tachado de plagio. Por lo demás todo son diferencias.

En cuanto al pasado Melania no se ha formado académicamente y ha trabajado como modelo. Lleva casada con Trump once años y la diferencia de edad entre ellos es de veinticuatro. La imagen que transmite es la de una mujer fría, seria y distante, que se mantiene a la sombra de su marido. Vive en la Quinta Avenida de Manhattan y todavía es un misterio si se trasladará o no a vivir a Washington.

Todo apunta a que estará más centrada en el cuidado de su hijo que en las políticas, aunque ha prometido que se centrará en apoyar a las mujeres y a los niños. En lo único en lo que de momento destaca sobre Michelle es en el estilo. En cada una de sus apariciones lo más comentado es su look y es imitada por muchas mujeres a la hora de vestir. Ahora tiene cuatro años por delante para conseguir salir de la Casa Blanca con la buena imagen con la que lo hace Michelle.

Michelle Obama

Lugar de nacimiento: Chicago, Estados Unidos

Años de matrimoniocon Barack: 24 años

Diferencia de edad con su marido: dos años

Número de hijos: Dos hijas

Profesión: Abogada

Lugar de residencia durante el mandato de su marido: Casa Blanca

Melania Trump

Lugar de nacimiento: Chicago, Estados Unidos

Años de matrimonio con Donald: 11 años

Diferencia de edad con su marido: 24 años

Número de hijos: Un hijo

Profesión: Modelo

Lugar de residencia durante el mandato de su marido: Está por ver si la Casa Blanca o su apartamento de la Quinta Avenida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios