Inés Sáinz, miss España 1997

"Al concurso actual de Miss España no me presentaría"

  • La empresaria vasca recuerda con ilusión su año de reinado y asegura que para ella fue un trampolín

Inés Sáinz. Inés Sáinz.

Inés Sáinz. / twitter

Comentarios 1

–La belleza vuelve a ser el punto de partida para encontrar a Ines Sáinz, esta vez como madrina de una firma de cosmética.–Así es. Siempre me he sentido muy vinculada con los asuntos relacionados con la belleza. No sé si mi época de Miss España me introdujo más en ella o es algo que tenía predestinado, pero es cierto que siempre he estado muy vinculada a la belleza y la moda. Y sigo estándolo. Desde hace unos años trabajo con marcas de lujo, en las que por supuesto hay muchas relacionadas con la belleza, como Three Lab, una marca que conocí estando en Estados Unidos y a la que ahora apoyo como embajadora.

–Sigue hablando de Miss España como si no hubiera pasado el tiempo, y eso que hace ya 20 años de su reinado.–Gracias a aquel certamen se abrieron muchas puertas en mi vida y me surgieron grandes amistades que aún conservo. Gracias a las redes sociales, además, me he reencontrado con algunas misses del 97, con las que tengo un grupo y compartimos gratos recuerdos.

–En aquella época ser Miss España sí era un trampolín.–En aquellos años, era lo máximo. Antes se te abrían más puertas porque la gala se retransmitía por televisión y te veían más de tres millones de personas, una cifra que ahora lo consigue El Hormiguero y poco más. Pero el certamen fue decayendo cuando dejó de tener la gala y ahora no tiene nada que ver con lo que era entonces.

–Vamos, que si se tuviera que presentar ahora no lo haría...–Sólo por la experiencia de acudir a Miss Universo merece la pena. Si el certamen mantuviera las condiciones que yo conocí, claro que me volvería a presentar.

–¿Y con las condiciones actuales?–Pues seguramente no, porque realmente cuando me presenté por Miss Vizcaya mi primera intención era darme a conocer entre los agentes de modelos y cazatalentos de moda. Quería dedicarme a ello y lo veía como una oportunidad única, algo que ahora no sucede de la misma forma.

–Cuando terminó su etapa como MissEspaña dejó de conceder entrevistas a ser la que gestione los eventos para la prensa. Se pasó al otro lado...–Siempre me gustó mucho las relaciones públicas y la organización de eventos, por eso cuando terminó mi reinado tuve la suerte de dedicarme a ello y encima con marcas de lujo. Desde hace 10 años, además, gestiono mi propia empresa.

–En más de una ocasión ha dicho que ser empresaria y madre son sus mayores logros.–Así es. Si algo cambió mi vida, además de mi paso por Miss España, fue el nacimiento de mi hijo y mi faceta como empresaria. Nunca pensé que sería una mujer emprendedora, pero lo debí heredar de mis padres.

–Y debe ser de las que no se rinden a la primera, porque crear y sobre todo mantener una empresa de comunicación en plena crisis no debe ser fácil.–Debe ser que como el proyecto nació en plena crisis, nunca hemos sabido lo que es estar sin ella.

–De un tiempo a esta parte, además, expresa sus consejos como blogger en una revista de moda. ¿Lo considera una válvula de escape o es que tiene vocación frustrada de periodista?–Un poco de las dos cosas. Me autodenomino ‘bloguista’ por la unión de bloguera y periodista. Como trabajo con las dos profesiones y sé que entre ambas hay cierto enfrentamiento, intento calmar las aguas haciendo un mix entre las dos. ‘Mujer de Hoy’ me ha brindado la oportunidad de contar mis experiencias en el trabajo en el mundo de la comunicación y moda, y en la maternidad y me siento una privilegiada por ello.

–Si ahora le propusieran ejercer de jurado en un certamen de belleza ¿aceptaría?–Bueno, ya es que casi no quedan certámenes de belleza. Me gusta ayudar a entender el mundo de la moda. No es algo frío ni superficial, como dicen. Es una profesión que da de comer a muchas familias, pero la gente se queda con lo que se ve. A mí lo que realmente me gustaría es enseñar lo que hay detrás. Si algún día existiera algún tipo de concurso que trabajara en este sentido o que buscara nuevos talentos... ahí sí que me gustaría estar.

–Y mientras no llegan éstos ¿cuáles son sus proyectos más inmediatos?–Además de estar volcada en mi empresa, sigo vinculada a todo lo relacionado con la moda y la belleza. Por ejemplo, ahora acabo de ejercer de madrina para Three Lab en una perfumería de Granada y me encanta porque son marcas tan exclusivas y que cuidan tanto a sus clientes que sólo se ofrecen en este tipo de establecimientos pequeños. También seguiré vinculada a Le Rhone, una marca de relojes para la que ejerzo de embajadora digital desde hace dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios