La dieta por colores, como "un parchís de alimentos"

  • Una doctora recoge en un libro un método fácil y divertido para adelgazar.

La doctora Montse Folch. La doctora Montse Folch.

La doctora Montse Folch. / efe

Tras más de 25 años dedicándose a tratar trastornos de la alimentación, la médico y nutricionista Montse Folch acaba de publicar el libro "La dieta de los colores", un método "fácil y divertido" para adelgazar, como si fuera "un juego, un parchís de alimentos", ha ejemplificado en una entrevista con Efe.

La dieta de los colores consiste en dividir los alimentos en grupos de colores: el rojo para las proteínas vegetales y animales (carne, pescado, lentejas, cereales), el verde para los vegetales, el amarillo para el azúcar y los hidratos de carbono (arroz, pasta, fruta), el marrón para las grasas (aceites, aceitunas y aguacate, por ejemplo) y el azul para los líquidos y condimentos.

Según defiende Folch, las mujeres deben tomar tres raciones del grupo rojo, tres del amarillo y tres del verde al día, los hombres cuatro raciones de los mismos grupos, y para ambos sexos, el consumo del grupo verde es completamente libre.

Un ejemplo sería tomar una ración de pescado (grupo rojo) acompañado con un poco de arroz (amarillo) y un chorro de aceite (marrón), además de una ensalada (verde) como entrante, ha explicado la autora del libro, editado por Penguin Random House.

Según la doctora, esta dieta es "divertida" y permite libertad porque "hay muchas formas de combinar los alimentos".

En este sentido, a diferencia de otras dietas, "no hay líneas rojas ni restricciones".

"No hay ningún alimento que sea malo ni que esté prohibido mientras se tenga buena salud", ha afirmado la doctora, aunque ha añadido que habría que reducir el consumo de grasas, azúcares y sal.

Folch confiesa que escribió el libro con el objetivo de que cualquier persona pueda adelgazar de manera "fácil y saludable sin necesidad de ir a ninguna consulta".

La idea surgió a partir de su participación en un programa de la televisión pública catalana TV3, donde la doctora ideó la dieta, la compartió con el público y comprobó su buen resultado.

"Escribí el libro con la certeza de que la dieta había funcionado", ha apostillado.

Uno de los consejos de la nutricionista es "ante la duda, comer un poco menos" porque "tenemos tendencia a comer de más por la ansiedad, la gula o el placer", y cómo el estómago es un músculo, si se hace trabajar menos, se hace más pequeño.

Folch ha subrayado que "está comprobado" que una dieta hipocalórica, que consiste en "comer solamente lo que nuestro organismo necesita y mantenernos en el peso correcto", alarga la vida.

Hay enfermedades ligadas a la alimentación: "Lo primero que cuenta evidentemente es la genética, pero luego el estilo de vida, incluida la alimentación", ha destacado la doctora.

"Es como un coche, para que funcione bien, necesita una determinada cantidad de gasolina que le corresponda".

Del mismo modo, el organismo necesita frutas y verduras que le aporten antioxidantes, que pueden disminuir los efectos negativos que tienen sobre nuestras células los "radicales libres como el tabaco o la contaminación", añade la nutricionista.

Otro elemento perjudicial para la salud es el estrés porque "oxida nuestras células y puede influir en enfermedades como el cáncer", sobre todo si se le añade un sobrepeso y una alimentación no equilibrada, advierte la experta.

Por otro lado, señala la importancia de las enzimas, "unas proteínas que ayudan a hacer las reacciones químicas de nuestro organismo" y protegen de enfermedades.

A pesar de que algunas frutas y verduras contienen enzimas, se destruyen si están demasiado cocinadas, por lo que la doctora explica que "hay teorías que dicen que tendríamos que comer un 75 % de los alimentos crudos y un 25 % cocinados, pero esto no es fácil en nuestra cultura".

La doctora afirma que siguiendo su método se consigue "una dieta equilibrada y saludable" y que la dieta es también una filosofía de vida: "deberíamos tomarnos las cosas de manera más relajada. La vida ya nos trae situaciones que no podemos controlar, así que debemos poner nuestra voluntad para que las cosas nos afecten menos e intentar cuidarnos un poquito más"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios