Más famas

La fama no es el final. Es un medio para hacer otras cosas en televisión. Miguel Ángel Muñoz tendrá medio año por delante en Amar es para siempre, pero el aprecio del público, que ahora lo contempla con otro tipo de admiración, le permitirá un mayor margen de confianza, o de comodidad, en su trayectoria. Blas Cantó, que se dirige de calle a ser el vencedor de Tu cara me suena, ha pasado de la boy band de Auryn a tener futuro como solista e incluso podría permitirse vender discos de flamenco vista su certera imitación de Falete, con el personaje tutelándole enfrente. El concurso de imitadores alcanza la gala de fin de año y todos los concursantes ya están dando lo mejor de sí. El público que se congrega los viernes va disfrutando con la evolución conjunta, cosa que no ocurre en todos los talents. Tu cara me suena ha pasado incluso por la hondonada de un par de ediciones algo asténicas, pero el equipo creativo de Gestmusic sabe emplearse a fondo. Y si hay dudas sólo hay que llamar a Silvia Abril. Este pasado viernes se encontraba junto a una comadre de Homo Zapping, Yolanda Ramos, que ha venido a ocupar su mismo sitio en esta edición. La cantera de Buenafuente (Berto, Edu Soto, Morgade) ha sido más versátil y afortunada que otras sagas, como la cacareada de Jesús Hermida.Ser famoso en estos tiempos abre una profesión, una especialidad, pero con el show televisivo permite abrir muchas otras ocupaciones con un poco de talento y de dedicación. En Telecinco es donde se encuentra el vivero más evidente. También hay jóvenes, incluso niños de dientes de leche, que se trabajan la popularidad con vídeos, pensando en las recaudaciones. MrGranBomba se la jugaba en cada happening de insultos callejeros a la cara. Lo del tortazo recibido pudo ser una reacción desproporcionada. Tan desproporcionada como la veneración hacia los youtubers, esta televisión en gominolas que sólo la mastica los postmillennials .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios