Los famosos ante la cuestión Trump

  • Ni siquiera dos semanas después del inesperado resultado parecen haberse calmado los ánimos, entre los músicos, cómicos, presentadores y famosos del país, por la elección de Trump como presidente.

Trump y los 'rufianitos' Trump y los 'rufianitos'

Trump y los 'rufianitos'

"Repugnante", "espantoso" o "terrible" son algunos de los adjetivos que comenzaron a proliferar en las redes sociales tras la noche electoral en Estados Unidos, el 8 de noviembre. Músicos, cómicos, escritores, actores y presentadores de televisión lamentaron públicamente que Donald Trump fuera elegido presidente. Y ni siquiera dos semanas después del inesperado resultado parecen haberse calmado los ánimos.

Por supuesto, también hubo quien se alegró, como Kanye West. Aunque no acudió a las urnas, recientemente dejó claro durante un concierto en California que "si hubiera votado, habría optado por Trump". También los actores Chuck Norris, Clint Eastwood y Stephen Baldwin -cuyo hermano Alec realizó una aplaudida parodia del republicano en el programa de televisión Saturday Night Live- y el músico Kid Rock rompieron una lanza por Donald Trump.

También el ganador de un Oscar Jon Voight dio a conocer desde bien pronto su predilección por el exitoso empresario sin experiencia política, aunque éste se había mostrado en varias ocasiones crítico con su hija, Angelina Jolie. Y tras la victoria de Trump, la estrella de la comedia Roseanne Barr tuiteó: "¡La gente ha ganado el poder a los oligarcas! ¡Felicidades, América!" Además, durante la campaña también respaldaron al republicano el ex campeón de boxeo Mike Tyson y el ex jugador de baloncesto Dennis Rodman.

Con todo, la lista de estrellas que se manifestaron abiertamente contra The Donald o lucharon a favor de Hillary Clinton es mucho más larga. Ahí tienen cabida actores como George Clooney, Meryl Streep, Julia Roberts, Robert De Niro, Arnold Schwarzenegger, Johnny Depp, Helen Mirren, Sarah Jessica Parker, Anne Hathaway, Hugh Jackman, Mark Ruffalo, Lena Dunham, Ben Stiller, Jennifer Lawrence und Barbra Streisand.

A ellos se suman músicos estadounidenses y del ámbito angloparlante como Madonna, Lady Gaga, Mick Jagger, Katy Perry, Jennifer Lopez, John Legend, Cher, Justin Timberlake, Miley Cirus, Jon Bon Jovi, Eminem, Neil Young, Bono, Ricky Martin und Bruce Springsteen. Y también cómicos o estrellas de la televisión como Billy Crystal y Amy Schumer, escritores como J.K. Rowling y Stephen King y un largo etcétera.

Díficilmente todos estos famosos hayan cambiado su posición hacia Trump una vez pasada la sorpresa de la noche electoral. Más bien, parece que el miedo al multimillonario magnate se haya tornado -al menos en parte- en activismo. Así, la actriz Chelsea Handler, que amenazó con mudarse a Canadá si ganaba Trump, ha decidido quedarse en Estados Unidos para hacerse oír. Y tampoco Schumer finalmente hará realidad sus planes de marcharse al vecino del norte.

El elenco del exitoso musical "Hamilton" no dudó en dar una lección de "valores estadounidenses" al número dos designado por Trump, Mike Pence, sobre las tablas de Broadway. Y el integrante de los Beasty Boys Adam Horovitz guió centenares de neoyorkinos por un parque de Brooklyn hasta el lugar donde fueron hallados mensajes antisemitas y pro Trump.

Así las cosas, puede que muchos artistas se guarden su opinión para ellos, pues podrían verse enfrentados a la escena liberal e izquierdista de Nueva York o California. "Tienen miedo a hablar del tema", afirmaba ya antes de los comicios Frederic Prinz von Anhalt, marido de Zsa Zsa Gabor y simpatizante de Trump. Cuando el magnate se haya mudado a la Casa Blanca, probablemente las voces críticas se diluirán. Ese es el camino que parece haber elegido el comediante Ben Schwartz: "Si me necesitan, pasaré los próximos cuatro años bajo la ducha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios