El Enigma de Albert Adriá abre sus puertas

  • Este nuevo restaurante barcelonés toma la herencia del legendario El Bulli, con el apoyo de Dom Pérignon

Interior del restaurante de Albert Adriá. Interior del restaurante de  Albert Adriá.

Interior del restaurante de Albert Adriá. / M.G.

Se ha venido gestando durante cuatro años y finalmente ha abierto sus puertas aunque ya no hay plazas hasta octubre. Sirven cada noche a sólo 24 comensales, que van recorriendo las misteriosas instalaciones, entre paredes y mesas de cristal y resinas, que simulan hielo, techos donde las luces se entrelazan con las mallas metálicas y un juego de sensaciones, sabores e imágenes que dan sentido a este Enigma. Es el nuevo proyecto de Albert Adriá, lleno de sorpresas, heredero directo por toda su creatividad del espíritu de El Bulli. Enigma esademás uno de los primeros restaurantes en España en formar parte del programa mundial Dépositaires del champagne Dom Pérignon, que cuenta con un espacio exclusivo entre las salas del nuevo restaurante, con un equipo de 31 profesionales, y próximo a la barcelonesa plaza de Espanya. En ese entorno, a lo largo del Paral.lel, se encuentran los otros proyectos del hermano de Ferrán Adriá, Tickets (con 1 estrella Michelin), Pakta (1 estrella), Bodega 1900, Niño Viejo y Hoja Santa (1 estrella). El Enigma que acaba de arrancar hereda todo lo que fue El Bulli, con una experiencia diferente para el comensal que accede al local mediante un código secreto, con una recepción japonesa que juega con la intimidad y misterio que ha de acoger al asistente.

Albert Adriá. Albert Adriá.

Albert Adriá.

El recorrido a lo largo de restaurante, todo coordinado, se extiende durante unas tres horas, con 52 platos servidos a lo largo de seis espacios diferentes, por donde pasan los comensales. Muchos de los platos “son bocados frágiles y bellos”, como relata a este periódico el propio chef barcelonés, que ha querido recrear una combinación de estilo clásico y vanguardia, en sabores y estética, renovado en texturas y presentaciones. Por combinar, se confecciona ante la mirada del comensal platos cocinados al vapor y a la plancha a la vez. El equipo de arquitectos RCR se ha encargado de la decoración dominada por grises y transparencias, de ambientación futurista y glacial para que sean los propios platos y el champagne Dom Pérignon, considerado el mejor del mundo, los que destaquen. Otros restaurantes del programa Dépositaires son la Osteria Francescana o Da Vittorio en Italia; Guy Savoy o Arpège en Francia o Per Se en Nueva York, todos ellos con tres estrellas Michelin. El nuevo Enigma de Adriá saluda al mundo de la gastronomía como algo único.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios