La charla. Alma Obregón. 'Blogger' y repostera

"Hay que tomar dulce para ser feliz"

  • La presentadora y repostera acaba de estrenar la segunda temporada de 'Dulces con Alma' en Canal Cocina . Sus postres preferidos son los 'cupcakes' y la tarta de queso.

Alma Obregón Alma Obregón

Alma Obregón / Canal Cocina

Estudió Comunicación Audiovisual y su paso por Alemania para hacer un máster le llevó a la repostería. Alma Obregón es conocida por su blog, sus programas en televisión y sus libros. En Canal Cocina acaba de arrancar el miércoles la segunda temporada de Dulces con Alma. La mediática repostera ha sido madre recientemente y cree que el mundo de la cocina es apasionante también para los niños, así que ella está dispuesta a que el suyo participe de su pasión.

-¿Qué va a aportar de nuevo esta segunda temporada?

-Son recetas diferentes a las que hice en la primera temporada. Haré también lo que la gente ha comentado que más le gustaría aprender. A los espectadores encanta cocinar tartas y las vamos a hacer, quiero hacer postres que resulten fáciles de hacer en casa, un poco de todo.

-Hacer un buen postre resulta más difícil que un plato salado, ¿no?

-Como todo, se puede simplificar mucho y conseguir buenos resultados de una manera sencilla. Creo que el dulce, cuando se le coge el truco, es más sencillo que el salado. Lo salado siempre lleva algún ingrediente que se echa a ojo, que es muy personal y muy propio de quien está haciendo el plato. En repostería, si sigues paso a paso toda la receta, tienes los ingredientes exactos y le das el tiempo recomendado, te sale perfecto el postre.

-¿Cuál es su postre preferido?

-Me lo pone difícil. Soy muy golosa y me gusta todo, los cupcakes de zanahoria y las tartas de queso me encantan.

-¿Algún postre que a estas alturas aún le sorprenda?

-La repostería más exótica, árabe, india, pero son recetas que requieren mucho trabajo y no las he metido en el programa porque son muy complicadas. Yo, siempre que tengo oportunidad, pruebo estas reposterías. Son muy sabrosas.

-Su programa no casa muy bien con la operación biquini que se impone después de los atracones de Navidad.

-Ja, ja, ja… Lo cierto es que este programa siempre va justo después de Navidad. A lo mejor mucha gente que está en la operación biquini la abandona porque los postres, no solo los míos, están buenísimos.

-¿Qué haría usted sin el chocolate?

-Uff, difícil en estos momentos trabajar en pastelería sin él. Para los que somos golosos y para los reposteros es un ingrediente que no tiene igual. Tiene tantas aplicaciones y tantas formas en las que se puede utilizar que se convierte en un producto que es el rey de la pastelería, pero también del mundo de la cocina en general. El chocolate es fascinante.

-¿Conoce a alguien que no le guste el dulce?

-Sí, pero gracias a Dios no en mi entorno, eso sería muy dramático (risas). Es una pena que a alguien no le guste la repostería, hay que consumir dulce para ser muy feliz.

-Un postre para esta época.

-La cuajada de Carnaval. Es típica de Granada, al menos yo la comí allí. En ella se utilizan restos de polvorones, de mantecados, y se alternan con capas de natilla. ¡Espectacular!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios