Pasarela

Diez rupturas que nunca perdonaremos

  • Antes que la de Paula y David, el ideal de amor eterno se quebró con la separación de Banderas y Melanie o la de Brad y Angelina

Brad Pitt y Angelina Jolie Brad Pitt y Angelina Jolie

Brad Pitt y Angelina Jolie / EFE

La ruptura de Paula Echevarría y David Bustamante ha vuelto a remover los cimientos del amor perfecto, ése que tan bien representaban, como si de los protagonistas de una película de Disney se tratase. Su separación ha hecho que muchos dejaran de creer en el amor eterno, aunque no han sido los únicos que han echado por tierra el paradigma del amor verdadero. Ya pasó lo mismo hace escasos meses con la separación del binomio perfecto entre Brad Pitt y Angelina Jolie, un divorcio que pilló a todos tan desprevenidos como el comunicado que emitieron en 2014 Antonio Banderas y Melanie Griffith, que hasta entonces formaban uno de los matrimonios más sólidos de Hollywood.

A finales de los 90 pasó lo mismo con la separación de Bruce Willis y Demi Moore, una pareja perfecta que se separó a los 11 años de convivencia; o con Brad Pitt y Jennifer Anniston (los seguidores de ella siguen sin perdonárselo). No hace tanto que sus seguidores lloraron la separación de Úrsula Corberó y Velencoso, siempre tan discretos.

Para los millenials, seguramente la separación de los vampiros Kristen Stewart y Robert Pattinson, la de Miranda Kerr y Orlando Bloom o la de Ben Affleck y Jennifer Garner (esta última con sus idas y venidas) fue de las más dolorosas, mientras que los cuarentañeros seguirán hablando de otras rupturas inesperadas como la de Hugh Grant y Elisabeth Hurley o Heidi Klum y Seal. Estos últimos también se separaron tras diez años de convivencia y tres hijos en común, más una cuarta que ella tuvo con Briatore y que Seal adoptó nada más nacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios